USA – Las Vegas

Tras realizar la ruta circular por los parques de Utah y Arizona volvimos a Las Vegas, donde habíamos aterrizado más de una semana antes, con la idea de que sirviera de punto de inflexión y descanso antes de emprender la visita al resto de parques hasta llegar a San Francisco.

DSC_3298b

Puede parecer un poco contradictorio pretender descansar en Las Vegas, pero como de antemano ya imaginaba que la ciudad no tendría mucho interés para mí, no llevaba plan alguno salvo dar un paseo por los hoteles y cenar en un restaurante por el que sentía curiosidad tras haber leído que su decoración era bastante peculiar.

Con todos mis respetos por los fanáticos de Las Vegas, la ciudad me pareció más horripilante de lo esperado. Artificial hasta la saciedad, incómoda como pocas y agotadora para cualquiera son los adjetivos que se me ocurren para este gran escenario de cartón-piedra que no pienso volver a pisar.

Debo admitir que los primeros cinco minutos me deslumbré y salí del hotel con ganas de pateármela entera y entrar en todos y cada uno de los hoteles. Pero en cuanto puse el pie en el Strip me vi rodeada por una multitud de personas con el mismo propósito que yo y empecé a desinflarme. Para cuando llegué al Hotel The Venetian, en lo que se suponía un paseo de diez minutos que duró más de treinta, estaba totalmente agotada por el tráfico, el ruido, la gente… en fin, que para una urbanita como yo la experiencia resultó cuanto menos chocante.

Por si alguien no lo sabe, algunos de los hoteles en Las Vegas son temáticos, están dedicados a ciudades como The Venetian, o a ambientes más concretos como Treasure Island, que recrea un mundo pirata. Esto significa que se reproduce a pequeña (o no tanto) escala lo más significativo de cada ciudad creando la ilusión de que nos encontramos en ella. Así pues, podemos visitar Venecia, Roma, Paris, Nueva York… sin tener que salir del Strip. Y dentro de poco también encontraremos La Ciudad Prohibida de Pekín, el nuevo complejo hotelero que estaban edificando.

En realidad, está todo pensado con la finalidad de que el turista no sienta la necesidad de salir de las aproximadamente cuatro millas que tiene el Strip, pues en ese perímetro se puede encontrar de todo, incluso los monumentos y edificios más famosos del mundo. Y, una vez dentro de un hotel, más de lo mismo, todas las necesidades están cubiertas dentro de sus paredes.

En mi ingenuidad, llegué a pensar que podría visitar la mayoría de hoteles, pero al final las fuerzas sólo me llegaron para entrar en The Venetian, del resto sólo hice unas fotos por fuera, ya que se trata de colosos que precisan de mucho rato para recorrerlos y ni el tiempo ni las ganas daban para más. Por lo tanto, no puedo hacer una comparativa para decir cuál es el más llamativo. Lo que sí afirmo es que The Venetian, aparte de ser inmenso, causa un impacto difícil de olvidar, pues entrar en un hotel y encontrarse de repente con el Gran Canal y sus gondoleros cantando no es algo que se vea todos los días.

DSC_3268b

The Venetian

DSC_3270b

Gondoleros

Siempre es de día en este hotel gracias al techo que simula el cielo.

DSC_3273b

Gran Canal

Por fuera, en la parte que da al Strip, también se ha reproducido una Venecia de cartón-piedra.

DSC_3290b

Puente de Rialto

DSC_3297b

Palacio Ducal

En fin, como el primer contacto con Las Vegas y su Venecia particular me dejaron fuera de juego y ya era la hora de cenar quise ir hasta el Peppermill, un restaurante que también está en el Strip, aunque bastante más al norte. No estuvo mal ni la comida ni el local: en cuanto a lo primero, pues la tónica general de Estados Unidos, sándwiches de las más variadas clases con mucho acompañamiento, digamos que calidad media a precio igualmente medio; por lo segundo, pues esperaba que se pareciera más a Pulp Fiction, pero tampoco me decepcionó, eso sí muy oscuro (las fotos salieron fatal), espejitos en el techo, lámparas imitación art-déco, sofás rinconeros y predominio del lila y el azul oscuro. Las camareras especializadas en servir los cócteles iban con vestido largo negro tipo Gilda, algo un poco chocante en un restaurante que no se podría calificar de lujoso.

DSC_3310b

Gran sandwich

DSC_3312b

Cartel del Peppermill

De nuevo en el Strip (en realidad se llama Las Vegas Boulevard) para ir a ver el espectáculo de las fuentes delante del Hotel Bellagio. Si no estoy mal informada, lo hacen cada quince minutos y el último pase es a las doce de la noche. A mí me pareció sencillamente magnífico, un poco corto quizás, pero como es bastante seguido fácilmente podemos encontrarnos con que cuando hayamos ido al otro lado del lago esté empezando el siguiente, de grande que es aquello. Y como los juegos entre el agua y la música son siempre distintos no se hace repetitivo.

DSC_3333b

Desde el hotel

DSC_3340b

Delante del hotel

DSC_3344b

Delante del hotel

Un último paseo hasta el lejano hotel haciendo un montón de fotos nocturnas porque, pese a todo, debo reconocer que a fotogénica pocos le ganan a Las Vegas, sobre todo de noche es tanta la iluminación urbana que hasta sin trípode quedan perfectas.

DSC_3324b

Pequeña Torre Eiffel

DSC_3336b

Hotel Planet Hollywood

DSC_3359b

Luces del Flamingo

DSC_3366b

The Venetian iluminado

Incluso da para hacer algunos experimentos muy resultones.

DSC_3355b

Luces en la ciudad

Un alto en el camino para tomar algo en un casino y ver cómo la gente se gasta fortunas en cuestión de minutos. No es muy divertido pero entretiene. A decir verdad, era mi intención jugar un rato en la ruleta, pero cuando vi que lo mínimo que había que cambiar eran 20 dólares (aunque se pueda apostar menos) se me pasaron las ganas. No es que sea tacaña pero me pareció excesivo para lo que me iba a durar el dinero y la poca satisfacción que iba a sacar a cambio.

DSC_3286b

Entrada al casino

Al día siguiente, nuevamente un ratito por el Strip para hacer fotos con luz diurna antes de tomar rumbo hacia Death Valley.

DSC_3378b

Caesar’s Palace

DSC_4390b

Luxor

DSC_4405b

New York-New York

DSC_4411b

El Strip de día

DSC_4419b

Hard Rock Cafe

DSC_4427b

El Tropicana

Finalmente salimos de Las Vegas. Ni veinticuatro horas pasamos en la ciudad y me parecieron más que suficientes, de hecho era la idea que llevaba inicialmente, ya que aunque adoro el turismo urbano, este lugar no es para mí. No conseguí verle la gracia más allá de decir que he estado, y como este tipo de alardes no van conmigo, pues ni ésa tiene.

Y eso que estuvimos de suerte porque el calor era más que moderado. A diferencia de la noche en que aterrizamos, cuando el termómetro marcaba 40º a las 22:00 horas, el día que pasamos en Las Vegas no se alcanzaron ni mucho menos esas temperaturas, incluso llegó a lloviznar en algún momento. Hacía calor, lógicamente, pero nada que fuera insoportable, como suele ser lo habitual a principios de agosto.

Con todo, quiero remarcar que en absoluto me arrepiento de haber pasado por Las Vegas. Ha quedado claro que no es una ciudad de mi agrado y que si algún día desaparezco que nadie me busque aquí, pero para ver algo fuera de lo habitual merece la pena pararse un rato si se está de paso.

Enlace: Restaurante Pepermill

Anuncios

4 comentarios en “USA – Las Vegas

  1. Maravillosas imágenes y fantásticos comentarios !!.Muchísimas gracias amiga Enrica, por compartir tan fascinante vivencia, con todo aquél que quiera disfrutar de un fascinante viaje por el mundo. Yo te sigo amiga,un poco lenta ,pero no te perderé de vista ;-). La “pitufina” me acapara mucho tiempo. Un abrazo GRANDE de mi parte , besito de la pitufa y…FELIZ DOMINGO!!. Ángeles

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Las Vegas i am travel blogger

  3. Pingback: USA – Datos un poco prácticos | impresionesviajeras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s