USA – San Francisco (I)

Tras pasar por Sausalito y devolver el coche de alquiler, el primer día en San Francisco se redujo a una sola tarde que sirvió, como se suele decir en estos casos, para tomarle el pulso a la ciudad.

DSC_5120b

Ante todo, quiero decir que San Francisco me encantó, me pareció un lugar fascinante que superó con creces a la idea que me había hecho. Es decir, sospechaba que me gustaría pero no pensé que tanto.

Elegí un hotel lo más céntrico posible. Carísimo, como todos en San Francisco, pero pagar por pagar mejor estar en el meollo. Cuidado con este tema porque se diría que esta ciudad alberga el mayor número de homeless por metro cuadrado del planeta. Y se hallan perfectamente integrados en el paisaje urbano. Esto a priori sólo sería una anécdota más si no fuera por el hecho de que en el barrio de Tenderloin es donde se concentra mayor cantidad, sobre todo en horas nocturnas, y esta zona sólo está separada por una calle de Union Square. Leí multitud de comentarios de otros viajeros que se habían hospedado aquí pensando en la proximidad con el centro: su experiencia no fue muy agradable, no tanto por el nivel de seguridad, ya que en principio no es ése el problema, pero es obvio que pasar por las calles llenas de orines y borrachos y tener que retirarse antes de las 10 de la noche no es algo que deseemos encontrarnos cuando estamos de vacaciones. Todo esto no lo viví porque tras leer tan elogiosas críticas de la zona obviamente busqué otro lugar, pero sí pasé un día con el autobús y el panorama no me pareció muy acogedor. Lo más gracioso es que basta con atravesar una calle para que la situación cambie completamente, así que podríamos situar la frontera en Mason Street. Yo me alojé en Powell y ningún problema, fue todo perfecto.

Así pues, la primera tarde no había un plan predefinido. No quise programar nada porque no sabía si el tute después de tantos días chupando coche nos pasaría finalmente factura y después de dejarlo quizá no nos apeteciera hacer nada. Tampoco sabía si con los trámites de la devolución nos entretendríamos mucho o poco, puse a las 6 de la tarde y si la cosa se alargaba a lo mejor no saldríamos hasta las 7. Sea como fuere, primera tarde libre, lo único que tenía pensado era el lugar para cenar. Pero viendo que estábamos tan frescos, tras dejar los trastos en el hotel, ni cortos ni perezosos nos sumergimos en el bullicio urbano.

Y nunca mejor dicho lo de bullicio. San Francisco es una ciudad digamos peculiar, llena de gente que se comporta de forma un tanto excéntrica: aparte de los mencionados homeless que te los encuentras por docenas, multitud de personas hablando y gesticulando sin interlocutor, oradores y arengadores religiosos en cada esquina… en fin, un paisaje urbano para no aburrirse ni un minuto que sorprende al principio pero que no parece causar el más mínimo estupor entre los viandantes.

DSC_5084b

Típica imagen de la ciudad

Así, sin un rumbo prefijado, cogimos Market Street y bajamos hasta la bahía pasando por Financial District. Edificios de oficinas y altísimos rascacielos predominan en este moderno barrio de la ciudad.

DSC_5108b

Financial District

DSC_5156b

Transamerica Pyramid

Me gustó este primer contacto con la ciudad. Después de tantos días viendo paisajes naturales también se agradece pisar un poco el asfalto.

El paseo duró hasta casi la hora de cenar. Había elegido el Cheesecake Factory, en la última planta de los Almacenes Macy’s, básicamente por su proximidad con el hotel, así una vez cenados no nos separarían ni cinco minutos de la cama. Intenté ir no muy tarde porque ya sabía que las colas para cenar eran legendarias, pero en cuanto vi las hordas que inundaban el ascensor me temí lo peor. Al final, una hora de espera, que aproveché para hacer unas preciosas fotos desde la terraza.

DSC_5168b

Union Square

DSC_5171b

Union Square

Se hizo de noche esperando.

DSC_5178b

Union Square de noche

DSC_5179b

Union Square de noche

El restaurante bueno y no demasiado caro; el expositor de los pasteles, espectacular, entran ganas de ir cada día y probarlos todos. Y la hora de cola se me hizo un poco larga pero tenía buenas referencias de ese sitio y no me apetecía en ese momento empezar a dar vueltas sin rumbo buscando otro restaurante que a lo mejor me habría costado el mismo rato encontrar. Así que un poco de paciencia y arreglada la primera noche en San Francisco.

Enlace: The Cheesecake Factory

Anuncios

Un comentario en “USA – San Francisco (I)

  1. Pingback: Datos un poco prácticos | impresionesviajeras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s