USA – San Francisco (II)

La primera (y única) visita programada y reservada de antemano en San Francisco era la excursión a la Isla de Alcatraz.

DSC_5180bNEF

Comprar las entradas por adelantado no es que sea recomendable, es que es casi imprescindible si existe realmente interés por ir. Según leí, a primera hora de la mañana, como a eso de las 6, ponen a la venta las pocas que han sobrado para ese mismo día, así que para ahorrarse el madrugón y tener la certeza de que no nos quedaremos en tierra, mejor hacerse con las entradas comprándolas por Internet. Además, en verano la afluencia de público lógicamente es considerable, así que un par de meses antes, cuando empiezan a venderlas, ya las compré y una cosa menos en la que pensar.

A decir verdad, no es que me muriera de ganas por visitar la cárcel. Éste es el típico sitio al que acabo yendo porque va todo el mundo: algo tendrá para estar tan concurrido. Por regla general lo tengo más claro, elijo mis visitas en función de mis intereses personales, con independencia de su popularidad, pero siempre hay excepciones y Alcatraz fue una de ellas, en principio me resultaba bastante indiferente pero si no hubiera ido ahora no podría estar escribiendo sobre ello con conocimiento de causa. Sea como fuere, pasamos la mañana en la penitenciaría, me pareció interesante y no me arrepiento de haber ido, pero ni me entusiasmó ni está entre mis tops, ni de este viaje ni del mismo San Francisco.

DSC_5205b

Isla de Alcatraz

El ferry para visitar la isla parte del Pier 33. Imposible perderse porque en cuanto se baja uno del autobús ya se ve la aglomeración y las enormes colas ordenadas por horario de salida. Obviamente el transporte está incluido en el precio de la entrada, y desde aquí ya se obtienen unas bonitas fotos, pese a que el día, como todos los que pasamos en San Francisco, amaneció fresco y nublado.

DSC_5191b

Vista desde el ferry

DSC_5194b

San Francisco desde la bahía

El trayecto hasta la isla puede durar a lo sumo unos 20 minutos, y una vez allí cada uno va a su aire y se puede quedar el tiempo que quiera. Estuvimos unas cuatro horas aunque seguramente en menos tiempo se ve perfectamente, lo que pasa es que me entretengo con cualquier cosa y soy especialmente cotilla, así que solemos tardar más que el resto de la gente.

DSC_5209b

La penitenciaría desde el ferry

DSC_5210b

Cartel

El recorrido, como ya he dicho, se hace por libre con la ayuda de una audioguía que proporcionan en la primera entrada que está al final del camino exterior (no tiene pérdida porque todo el mundo va en la misma dirección). Se trata de la sala de las duchas, lugar muy apropiado para este tipo de esperas, y donde uno empieza a darse cuenta de que es todo como en la película Fuga de Alcatraz, donde un joven Clint Eastwood protagoniza la historia de un preso que quiere evadirse de esta prisión.

DSC_5238b

Duchas

La audioguía resultó ser de lo más interesante y con unas explicaciones muy amenas aparte de clarísimas, por lo que puedo decir que fue lo mejor de la visita ya que el sitio bonito, lo que se dice bonito, no mucho la verdad. Se recorren las celdas, las galerías, el patio, la cocina, etc., vamos, lo normal en una cárcel.

DSC_5242b

Celda

DSC_5268b

Oficinas

DSC_5281b

Cocinas

DSC_5287b

Patio

DSC_5300b

Galería

Mientras veía las fotos expuestas de los reclusos y oía sus historias en la audioguía me dio por pensar en si estas personas, que pasaron aquí la peor experiencia de su vida, se habrían podido imaginar que algún día esto llegaría  a ser una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad.

DSC_5262b

Exposición

Otra vez en el ferry de vuelta aproveché que la visibilidad había mejorado un poco para tirar unas cuantas fotos de la ciudad.

DSC_5358b

San Francisco desde la bahía

DSC_5365b

En blanco y negro

DSC_5371b

Otra vista de San Francisco

Esa tarde el callejeo nos llevó hasta Telegraph Hill con la intención de subir a la Coit Tower, pero nos disuadieron los tres cuartos de hora de cola que había que hacer. Por tanto, nos limitamos a dar una vuelta por el parque exterior y pasar por la Filbert Steps, donde según la guía se sitúa el edificio que es escenario de la película La senda tenebrosa, de Humprey Bogart y Lauren Bacall. No es que tuviera un especial interés en verla, pero ya que estábamos allí quise aprovechar. Nos costó localizarla porque el plano no era precisamente muy detallado, y en esta zona con tantas callejuelas y escaleras no se sabe muy bien cuáles son los nombres de las calles, pero al final la encontramos.

DSC_6059b

1.360 Montgomery Street

Volvimos sobre nuestros pasos aunque tampoco resultó fácil porque tanta escalera desorienta un poco, de hecho las Filbert Steps no son las únicas sino que hay bastantes tramos rodeando la colina. En cualquier caso, y para no perder la costumbre, nos entretuvimos bastante contemplando las fantásticas vistas de la bahía y aprovechando que el sol por fin había hecho acto de presencia.

DSC_6025b

Vista de la bahía

DSC_6032b

Estatua de Colón junto a la Coit Tower

DSC_6062b

Otra vista de la bahía

También los megaedificios de Financial District lucen muy bien desde aquí.

DSC_6039b

Financial District

El siguiente destino era Lombard Street, y como nace (o muere) precisamente en Telegraph Hill, la recorrimos hasta llegar al tramo más sinuoso, punto de atracción famosísimo en San Francisco.

DSC_6070b

Lombard Street

Lombard Street es una calle con pendientes muy pronunciadas, en su inicio y en su final, y con unas preciosas casitas.

DSC_6088b

Lombard Street

DSC_6093b

Lombard Street

Las ocho curvas de la manzana 1.000 de Lombard Street no paran de recibir visitas, tanto de peatones como de vehículos que bajan zigzagueando por ellas. Para obtener una buena foto sería conveniente llevar una escalera, pero como eso no suele ser posible, se hace lo que buenamente se puede.

DSC_6100b

Las curvas de Lombard Street

Antes de iniciar el ascenso se observa perfectamente la pendiente que tiene la calle.

DSC_6099b

Vista desde el inicio de las curvas

Supongo que no debe de ser cómodo vivir aquí, pero lo cierto es que tiene unos bonitos edificios y jardines.

DSC_6118b

Zigzagueando

DSC_6135b

Desde lo alto de las curvas

Acabada la ascensión, volvimos a bajar caminando hasta la zona de Fisherman’s Warf. En el Pier 39 la colonia de leones marinos instalada aquí desde 1989 hace las delicias de los visitantes. Obviamente, no se trata de un circo ni de un zoo, en cuyo caso ni me habría acercado. Simplemente, están allí, van y vienen a su aire haciendo su vida sin molestar a nadie, pero el hecho de tener a estos gigantes marinos tan cerca en una ciudad es chocante, sorprendente y sumamente entretenido. El tiempo pasó volando mientras los observaba, y eso que el frío a esa hora de la tarde al lado del mar ya empezaba a notarse mucho.

DSC_6161b

Pier 39

DSC_6202b

Hora del descanso

Muy parecidos a las focas, los leones marinos se diferencias de ellas, entre otras muchas cosas, en que tienen unas pequeñas orejas.

DSC_6220b

Gran colonia

Llegados a este punto, ya se hacía necesario pararse y reponer las fuerzas gastadas durante el día. Estando en Fisherman’s Warf, lo más cómodo fue acercarse hasta el restaurante Bubba Gump que, como su nombre indica, aparte de estar dedicado en su totalidad a la película Forrest Gump, tiene su especialidad en las gambas. Tras unos veinte minutos de espera nos colocaron en una mesa cercana a los ventanales, cuyas vistas sobre la bahía son realmente espectaculares. No soy para nada fan de esta película, pero me hacía gracia ver cómo después de tantos años se puede seguir el tirón de un film. La cuestión es que la comida no era mala en absoluto, la clam chowder (sopa de almejas) y las gambas rebozadas de coco estaban realmente buenas y el precio era bastante ajustado. Y si nos quedamos con ganas de más, al lado hay una tienda donde se pueden encontrar multitud de objetos relacionados con Forrest Gump.

DSC_6228b

Restaurante Bubba Gump

Pasó el primer día entero en San Francisco con casi todo el programa completado, salvo la subida a la Coit Tower.

Enlaces:

Excursión a Alcatraz

Pier 39

Restaurante Bubba Gump

Anuncios

3 comentarios en “USA – San Francisco (II)

  1. Preciosas imágenes amiga Enrica!. Impresionante lo de la cárcel (yo también la hubiese visitado) y encantadores los leones marinos :-). Menudas caminatas te das muchacha. Continua con tu obra, lo estás haciendo MUY B. Un abrazo GRANDE!!.
    Ángeles

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: USA – Datos un poco prácticos | impresionesviajeras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s