Castell de Montesquiu (Barcelona)

En el homónimo parque se encuentra el Castell de Montesquiu, un espacio protegido muy cerca del Prepirineo y a 15 km de Ripoll. El Castillo tiene una larga historia detrás y ahora es posible visitarlo por dentro y también disfrutar de su privilegiado entorno.

DSC_0080b

Los orígenes de lo que hoy forma el Castillo se remontan al siglo IX, cuando Guifré el Pilós fundó una torre defensiva que servía para vigilar los límites de las tierras que estaba repoblando, fruto de la disgregación del imperio carolingio. Desde esta simple atalaya medieval muchas han sido las manos que lo han ido transformando hasta convertirlo en el Castillo que vemos hoy en día. Antes de pasar a ser de propiedad pública, su último dueño, Emili Juncadella, acometió unas reformas que sin duda lo embellecieron enormemente pero también ocultaron los testimonios arquitectónicos del pasado.

DSC_0071b

Castillo de Montesquiu

Salvo en los meses de verano, la visita sólo puede realizarse en fines de semana por la mañana. Ésta tiene una hora de duración y se inicia a las horas en punto con un entretenido audiovisual en el que los “fantasmas” de los personajes más relevantes que han habitado el Castillo desde que era un simple torreón nos van explicando las vicisitudes por las que ha ido pasando el edificio.

Seguidamente nos adentramos en las dependencias del Castillo, empezando por la capilla y pasando por las diferentes salas y habitaciones, incluidas las terrazas, el dormitorio, etc.

DSC_0077b

Salón

DSC_0086b

Comedor

DSC_0087b

Dormitorio

Lo más sorprendente de este lugar es su curiosa decoración, ya que está compuesta de variados elementos cuya única conexión entre sí es el haber pertenecido a una misma persona, es decir que carece de la más mínima unidad orgánica, por lo que podemos encontrar un juego de té del siglo XX encima de una mesa del XVIII. Hay que decir que esto es obra de los últimos habitantes del Castillo.

Por otro lado, también destaca el despacho privado del último propietario, Emili Juncadella, donde al lado de los más modernos artilugios de su época se hallan un montón de fotografías que reflejan la forma de vida de la alta burguesía de principios del siglo XX: viajes, safaris, excursiones…

No se trata, por tanto, de un lugar imprescindible pero no deja de tener su gracia acercarse hasta este Castillo si en algún momento nos encontramos en sus inmediaciones.

Enlaces:

Castell de Montesquiu

Mapa de Montesquiu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s