Vietnam – Hoi An

Hoi An es la joya de Vietnam. Declarada Patrimonio de la Humanidad en 1999, esta ciudad del centro del país tuvo entre los siglos XVI y XVIII una numerosa colonia china que dejó su impronta en muchas edificaciones. También holandeses, portugueses y japoneses pasaron por aquí gracias al fluido intercambio comercial facilitado por su importante puerto pesquero.

DSC_0400

Los aproximadamente 1000 km que hay desde Can Tho a Hoi An los recorrimos en avión, ahorrándonos de esta forma un montón de horas de carretera. Aterrizamos en Da Nang, el aeropuerto más cercano que está a cuarenta y cinco minutos en coche de Hoi An. Allí nos esperaba el taxista facilitado por el hotel en el que nos alojamos, más caro que el de Can Tho pero de calidad superior y con una situación inmejorable. Pese al ahorro de tiempo que siempre supone volar de un destino a otro, para cuando llegamos a Hoi An ya empezaba a anochecer, pues hay que tener en cuenta que en Vietnam rige la hora solar y sobre las 6 de la tarde no sólo oscurece sino que la mayoría de lugares a visitar ya están cerrados. Por tanto, poco pudimos hacer ese día aparte de deshacer las maletas y dar una vuelta antes de ir a cenar.

DSC_0399

Hotel Green Heaven

DSC_0402

Río Hoai

DSC_0410

Calle iluminada

Al día siguiente, tras la excursión a My Son, que explicaré en la próxima entrada aunque rompa la cronología, y antes de sumergirnos en el centro histórico para visitar sus casas y pagodas, dimos un paseo por el río para tener una visión de conjunto, donde conseguimos unas fotos espectaculares pese al día tan nublado que hacía.

DSC_0527

Hoi An

DSC_0530

Barquitos en el río Hoai

DSC_0532

Río Hoai

DSC_0542

Reflejos

Para visitar las edificaciones de la ciudad antigua de Hoi An hay que comprar una entrada que cuesta unos 4,5 euros y da derecho a entrar en 5 de las 22 accesibles, a elegir por el usuario. El Puente cubierto Japonés es una de ellas, y fue el primer sitio al que entramos.

DSC_0544

Puente cubierto japonés

Aunque pequeño y oscuro, tiene incluso un altar, pero sin ser ninguna maravilla a mí me pareció más resultón por fuera que por dentro. Curiosamente, en la entrada nos quitaron la correspondiente parte del ticket, pero cuando horas más tarde lo atravesamos en sentido contrario no había ningún control para acceder a él.

DSC_0550

Altar

DSC_0553

Vistas desde el puente

A pocos metros del puente está la Sala de Asambleas Cantonesa, uno de los edificios del recorrido que más me gustó.

DSC_0579

Puerta de entrada

Muy recargado en su decoración como es de esperar en una construcción china, el altar está dedicado al guerrero Quan Cong, y no faltan ni las ofrendas comestibles ni los conos rojos con peticiones u oraciones en su interior, no lo sé con exactitud.

DSC_0563

Imagen de Quan Cong

DSC_0566

Conos

En el patio, un dragón protege la entrada a la sala.

DSC_0559

El dragón del patio

DSC_0557

El dragón visto desde fuera

En la misma calle Trán Phu, que es donde están la mayoría de edificios, entramos en el Museo de Comercio de Cerámica, pero no conseguí entender por qué es uno de los más valorados en la Lonely, ya que ni la casa ni la exposición consiguieron llamar mi atención. Por suerte, no había nadie en la puerta así que entramos sin que nos pidieran el tiquet. Como la casa no me gustó, hice fotos de la calle desde el balcón.

DSC_0599

Calle Trán Phu

DSC_0600

Calle Trán Phu

Al lado del Museo de Cerámica está la Sala de asambleas de Phuc Kien, dedicada a Thien Hau, diosa del mar, que cuenta lógicamente con su altar y sus ofrendas.

DSC_0618

Imagen de Thien Hau

Muy recargado también pero a la vez muy espacioso y con un patio y una puerta de entrada realmente bonitos.

DSC_0626

Sala de Asambleas

DSC_0628

Patio

DSC_0635

Puerta de entrada

DSC_0638

Acceso al patio

Aunque no soy muy aficionada ni a las compras ni a los mercados en general, pasamos por fuera del central donde tampoco faltan los vendedores, a los que no les importa usar la bomba de agua como colgador ni compartir el espacio con los cascotes.

DSC_0641

Parada del mercado

Aunque en el centro está prohibida la circulación de coches, se permiten las bicicletas y las motos, con lo cual tampoco es que se gane mucho porque Vietnam debe de ser el país con el mayor número de motos del planeta, o si no es que estaban todas concentradas en los sitios por los que pasé. En cualquier caso, la calle Trán Phu es muy agradable para pasear, con sus flores y linternas alegrando la vista.

DSC_0593

Esquina de Trán Phu con Le Loi

DSC_0604

Flores en Trán Phu

DSC_0608

Tiendas en Trán Phu

Antes de entrar en la siguiente casa, un corto paseo por Bach Dang, la calle que da al río Hoai, donde abundan los ciclotaxistas por el suelo y las barqueras por el agua, acosando ambos a los turistas para dar una vuelta en sus respectivos medios de transporte.

DSC_0643

Ciclotaxis

DSC_0645

Calle Bach Dang

DSC_0664

Barqueras en el río

La casa de Tan Ky, en la calle Nguyen Thai Hoc, que está entre Trán Phu y Bach Dang, tiene fama de ser una de las más bonitas y mejor conservadas de la ciudad. Con esta idea entramos en ella pero se conoce que muchas otras personas tuvieron la misma en ese mismo momento porque allí no cabía un alfiler. Para acabarlo de arreglar, unas simpáticas señoritas ofrecen un té y dan una serie de explicaciones sobre la construcción para seguidamente acompañar a la gente hasta un rincón donde otra amable señorita vende monedas del horóscopo. Es decir, que entre lo estrecho del lugar, la acumulación de individuos y la poca movilidad causada por la espontánea mini-visita guiada, me resultó imposible ver nada. No guardo fotos del momento y tampoco recuerdo con exactitud si estaba prohibido o es que desistí de hacerlas ante la imposibilidad de cortarle la cabeza a nadie.

La quinta y última visita que nos permitía el pase fue la del Taller de Artesanía de Hoi An, que resultó muy fructífera para los vendedores pero decepcionante para mí, ya que pese al rimbombante nombre se trata de una tienda donde no pude resistir la tentación de comprar unas linternas y una figurita, pero no había ni un artesano trabajando, que es el motivo por el que se supone que se paga entrada. Igual pasamos en un mal momento.

DSC_0662

Linternas

Concluida esta media jornada recorriendo un trozo de China en Vietnam, sólo quedaba dar otra vuelta antes de ir a cenar e ir recogiendo con la cámara la vida nocturna de la ciudad.

DSC_0407

Iglesia

DSC_0411

Paseo nocturno

La cena, de las mejores del viaje, en el restaurante Secret Garden: un jardín precioso, un servicio excelente y una comida aún mejor, acompañada con vino, por 35 euros. Caro para ser Vietnam, donde se puede comer bien por 5 o incluso menos, pero regalado teniendo en cuenta la calidad y la comparación con los precios occidentales.

Como dije al principio, una ciudad que es una joya por el valor histórico de su patrimonio encerrado en unas pocas calles. La guerra de Vietnam, afortunadamente, no le afectó gracias a la colaboración entre ambos bandos. Bonita pero… demasiado sobreexplotada; demasiadas tiendas (me pregunto dónde están los compradores para tanto género); demasiados vendedores ambulantes que, aunque la Lonely afirme lo contrario (la tranquilidad debió existir en tiempos pasados), asaltan al turista con una insistencia que llega a resultar irritante; bares con tantos decibelios que parecen discotecas, uno al lado de otro en el paseo del río. Es innegable el esfuerzo que representa la conservación de los edificios históricos, pero si sólo se cuida eso y no el ambiente que la rodea, la ciudad se convierte en un parque temático ideado para las visitas, y como decorado no está mal pero todo ese barullo que la envuelve le resta el encanto imprescindible que uno espera encontrar en un lugar que es Patrimonio de la Humanidad.

Enlaces:

Hotel con traslado gratuito desde el aeropuerto de Da Nang si se reservan dos noches de alojamiento: Hotel Green Heaven

Un buen restaurante en Hoi An: Secret Garden

Patrimonio de la Humanidad: Unesco

Anuncios

3 comentarios en “Vietnam – Hoi An

  1. Pingback: Vietnam – My Son | impresionesviajeras

  2. Pingback: Vietnam – Delta del Mekong | impresionesviajeras

  3. Pingback: Vietnam – Datos prácticos | impresionesviajeras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s