Vietnam – Ciudad Ho Chi Minh

La antigua Saigón, que en tiempos coloniales fue capital de la Conchinchina francesa, conserva todavía algunos vestigios arquitectónicos de su época dorada que conviven junto a ultramodernos edificios. Tras la guerra de Vietnam y la consiguiente unificación del país se rebautizó como Ciudad Ho Chi Minh y la capitalidad se trasladó hasta Hanoi.

IMG_2816

Una vez finalizado el crucero por la bahía de Halong el autobús volvió a dejarnos en Hanoi donde pasamos una noche con la única finalidad de coger al día siguiente el vuelo hacia Ciudad Ho Chi Minh. Madrugar para ir al aeropuerto nos sirvió para cerciorarnos de que, aunque parezca mentira, el tráfico también duerme durante al menos algunas horas.

IMG_2548

El centro de Hanoi de madrugada

Pese al cosmopolitismo y modernidad que las guías-libro le atribuyen a Ciudad Ho Chi Minh, a mí me pareció básicamente fea, carente del más mínimo atractivo turístico. Creo que con decir que su edificio más remarcable es la Oficina de Correos no hay que añadir nada más. Con esta premisa la verdad es que mucho no me esperaba, por eso me tomé el día y medio de estancia como un tiempo de descanso antes de coger el vuelo de vuelta a casa, lapso que aprovechamos también para ir hasta los túneles de Cu Chi.

Una agradable pero efímera sorpresa me la llevé cuando vi que el centro de la ciudad estaba formado por grandes avenidas y calles con anchas aceras por donde los peatones podían pasear tranquilamente sin tener que esquivar los centenares de motos que circulaban por la calzada. Pero duró poco, pues los avispados motoristas tienen la sana costumbre de invadir también la acera cuando el semáforo se pone en rojo (aquí, a diferencia de Hanoi, sí que se paran, ni que sea para evitar chocar con los que tienen en ese momento el semáforo en verde) para ir adelantando posiciones cuando tengan vía libre.

IMG_2551

Adelantando por la acera

El caos, la aglomeración, el ruido y la contaminación se han apoderado de esta megaciudad.

IMG_2552

Tráfico

IMG_2620

Motos

Desde el hotel llegamos hasta la Oficina de Correos tras un corto paseo. Es un edificio diseñado por Gustave Eiffel con la fachada pintada de un luminoso color amarillo y con un vestíbulo muy elegante y fresquito.

IMG_2566

Oficina de Correos

IMG_2570

Bóveda

IMG_2571

Vestíbulo

Justo delante de Correos está la Catedral de Nôtre Dame, otra construcción francesa a cuyo interior no pudimos acceder a causa de su restringido horario de apertura. Creo que tampoco nos perdimos ninguna maravilla.

IMG_2558

Catedral de Nôtre Dame

IMG_2579

Ábsides de Nôtre Dame

Pese al aperturismo económico que se vive desde finales del siglo XX, que entre otras muchas cosas se ha traducido en un incremento notable del turismo, Vietnam sigue siendo un país comunista como es obvio con sólo echar un vistazo a los carteles que inundan las ciudades.

IMG_2580

Elogio de la barrendera

IMG_2581

40º aniversario del fin de la guerra

A tan sólo dos calles de Correos, otro magnífico edificio de la época colonial, el antiguo Ayuntamiento, reconvertido en Sede del Comité Popular, donde están las oficinas de la administración municipal y que no se puede visitar.

IMG_2598

Sede del Comité Popular

En la plaza delantera el omnipresente Ho Chi Minh preside el conjunto.

IMG_2604

Estatua de Ho Chi Minh

La avenida Nguyen Hue, que parte de la Sede del Comité Popular y llega hasta el río Saigón, cuenta con hoteles de lujo y enormes rascacielos.

IMG_2596

Avenida Nguyen Hue

IMG_2602

Hoteles de lujo

En la misma zona, dos edificios históricos: el hotel Continental y el Teatro Municipal, ambos también, como no podía ser de otra manera, de la época colonial. En el primero se han alojado numerosas personalidades y, al parecer, es de los pocos que no ha sufrido una fea modernización. Por su parte, el Teatro, construido en 1899, todavía acoge espectáculos diversos. Los ensayos que en ese momento se estaban llevando a cabo nos impidieron admirar su interior.

IMG_2612

Hotel Continental

IMG_2614

Teatro Municipal

Un esperado chaparrón que venía anunciándose desde hacía rato a través de unos negros nubarrones nos obligó a refugiarnos en un bar donde aprovechamos para reponer fuerzas. No es que estuviéramos especialmente cansados ya que la visita por el momento no estaba dando mucho de sí, pero de todas formas era la hora de comer y tampoco teníamos nada mejor que hacer. Acabados el tentempié y la lluvia fuimos dando un paseo hasta la Pagoda del Emperador de Jade, que no parecía estar demasiado distante del centro pero que nos llevó casi una hora de camino entre el caos y el ruido de las motos, situación que consiguió irritarme bastante y hacerme desear estar en otra parte del mundo.

IMG_2625

Más tráfico

El emperador de Jade es la deidad suprema taoísta y a él está dedicado este templo cuyo máximo atractivo parece ser que es el tejado de cerámica verde que no se puede ver desde abajo.

IMG_2645

Pagoda del emperador de Jade

El interior, muy oscuro y con numerosas salas, está presidido en el santuario principal por una estatua del emperador de Jade.

IMG_2631

Estatua del emperador

Como curiosidad, en el exterior de la pagoda hay un pequeño refugio de tortugas, consideradas símbolo de buena suerte. Supongo que serán las que venden en la tienda de enfrente y la gente abandona cuando comprueba que su suerte sigue siendo la misma con tortuga o sin.

IMG_2627

Refugio de tortugas

IMG_2643

Gran tortuga

Otro larguísimo y obviable paseo, con nuevo chaparrón incluido, hasta el centro de una ciudad que cada vez me gustaba menos.

IMG_2650

Paseando

En honor a la verdad debo decir que por la noche conseguí reconciliarme un poco con Ciudad Ho Chi Minh porque la iluminación nocturna me pareció de lo más acertada para realzar sus edificios.

IMG_2653

Oficina de Correos

IMG_2658

Hotel Continental

IMG_2659

Teatro Municipal

IMG_2661

Sede del Comité Popular

Unos coloridos surtidores alegraban el paseo de Nguyen Hue.

IMG_2668

Avenida Nguyen Hue

Al día siguiente por la mañana nos acercamos hasta los túneles de Cu Chi, y lo que quedaba de tarde hasta que saliera el avión lo empleamos en dar una última vuelta por Ciudad Ho Chi Minh. Visto que aún teníamos bastantes horas muertas decidimos visitar el Palacio de la Reunificación, histórico lugar que fue residencia del presidente survietnamita y símbolo de la reunificación del país tras ser derribadas sus puertas por un tanque del ejército del norte.

IMG_2798

Palacio de la Reunificación

IMG_2796

Verja de entrada

No esperaba encontrar un palacio versallesco pero sí algo un poco más apañado. Las enormes salas tenían algunos muebles y alfombras que no estaban mal pero era, en conjunto, un lugar de lo más soso y aburrido.

IMG_2757

Sala de reuniones

IMG_2758

Otra sala de reuniones

IMG_2765

Tercera sala de reuniones

IMG_2781

Comedor

Lo más interesante quizás fue el bunker situado en el sótano, con antiguos transmisores de radio y decoración de oficina años 60 desde donde los militares seguían el curso de la guerra.

IMG_2789

Bunker

Buscando un lugar en el que tomar nuestra última cena en Vietnam vimos una ciudad de grandes contrastes, donde la ultramodernidad convive en armonía con su pasado reciente.

IMG_2812

Lo viejo y lo nuevo

Apenas día y medio en Ciudad Ho Chi Minh fue incluso demasiado para mí. Aparte de algunos pocos edificios dignos de mención me pareció un lugar sin ninguna gracia ni atractivo, falto del más mínimo encanto.

Anuncios

Un comentario en “Vietnam – Ciudad Ho Chi Minh

  1. Pingback: Vietnam – Datos prácticos | impresionesviajeras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s