Asturias – Somiedo

El Parque Natural de Somiedo es de una gran belleza paisajística que no tiene nada que envidiar a sus vecinos los Picos de Europa. Realizar una excursión hasta alguno de sus lagos es garantía de pasar una jornada disfrutando de un entorno natural inigualable.

_DSC0526

Situado en el sur del Principado, haciendo frontera con la provincia de León, el Parque Natural de Somiedo fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en el año 2000. Formado por cuatro valles, uno de los cuales da nombre al Parque, cuenta con numerosos lagos, de los cuales los más conocidos son el de Saliencia y el del Valle.

Más de dos horas de coche nos separaban desde  Llanes hasta Pola de Somiedo, capital del concejo, por lo que bien prontito por la mañana pusimos rumbo hacia el parque para empezar cuanto antes la ruta senderista. En un principio pensamos hacer la que va desde el pueblo de Valle de Lago al Lago Valle, con una inicial y lógica confusión de nombres que todavía hoy cuesta distinguir. Una vez llegados a Pola nos tentó también la que lleva al de Saliencia, pero eso habría significado volver sobre nuestros pasos e iniciar la ruta en otro lugar, por lo que allí mismo nos acabamos de decidir. Una estrecha carretera con unas vistas espectaculares nos condujo hasta el pueblo Valle del Lago, a ocho kilómetros de Pola de Somiedo.

_DSC0504

Carretera hacia Valle del Lago

Iniciamos la ruta que tiene seis kilómetros y una duración estimada de dos horas y media, entiendo que en un solo sentido. De hecho fue justo lo que tardamos, pero seguro que se puede hacer en muchísimo menos tiempo si uno no se entretiene parándose cada dos por tres, como fue nuestro caso. Pero es que el entorno bien lo merecía.

_DSC0528

Valle de Somiedo

Las vacas pastando fueron durante mucho rato la única compañía que encontramos: Somiedo no está tan masificado como Covadonga y por eso, entre otras cosas, hay quien lo prefiere.

_DSC0524

Vacas

Seguimos el camino marcado hasta el lago rodeados de un paisaje imponente, no me cansaré de repetirlo.

_DSC0540

Valle de Somiedo

Casi en absoluta soledad, y eso que era un domingo soleadísimo, nos encontramos con el Lago Valle casi de sopetón, pues hasta que no se llega arriba no se divisa en ningún momento. Es el más grande de Asturias aunque a mí en ese momento no me lo pareció tanto.

_DSC0544

Lago Valle

_DSC0563

Lago Valle

Aprovechamos para comernos el bocadillo XXL que habíamos comprado en un colmado de Pola. Debió de vernos cara de hambrientos el tendero porque tenía una medida adecuada para una familia numerosa, pero desde luego nos sirvió para reponer fuerzas y afrontar la vuelta con otro ánimo. Cortando camino campo a través, cual intrépidos excursionistas, fuimos en busca del sendero principal, que estaba justo ahí al lado.

_DSC0584

Buscando el camino

_DSC0588

Campo a través

No habíamos contado ni con los pastores eléctricos ni con los ríos que de lejos parecen riachuelos que se salvan de un saltito pero que una vez al lado hay que atravesar sin resbalar en las piedras y sin mojarse. Las vacas, eso siempre, impasibles ante la presencia de dos humanos descarriados.

_DSC0587

Vaca descansando

Superadas estas dificultades, cogimos el camino de vuelta, que es diferente al de ida pero igual de precioso.

_DSC0593

Camino

_DSC0596

Valle de Somiedo

Todo el paisaje está salpicado de “teitos”, tradicional casa-establo somediana que toma el nombre de su techo vegetal. Encajan perfectamente en su entorno y su presencia refuerza el valor paisajístico del Parque, de hecho si no hubieran estado habitadas en su tiempo parecería como si las hubieran creado a propósito para darle aún más encanto al lugar.

_DSC0602

Teito

_DSC0607

Teito

De vuelta en Pola, un pequeño descanso antes de coger el coche y dirigirnos hasta Gijón, a hora y media de camino.

_DSC0617

Pola de Somiedo

Para cuando llegamos a esta ciudad del norte de Asturias ya estaba bien entrada la tarde y poco más pudimos hacer que dar un paseo nocturno y cenar antes de retirarnos a descansar. Ya tendríamos tiempo al día siguiente de dar una vuelta en condiciones.

_DSC0627

Puerto de Gijón

_DSC0634

El árbol de la sidra

_DSC0635

Puerto de Gijón

Fue una jornada no demasiado llena de actividades pues la ruta por Somiedo y los traslados entre ciudades se comieron muchísimo tiempo, pero desde luego valió la pena la excursión por el valle, un lugar que me encantó y merece una visita mucho más detenida. Aunque las comparaciones son odiosas, me gustó bastante más que Covadonga, ya sea porque no hay tanta afluencia de visitantes, ya sea porque el camino es mucho más tranquilo y campestre, aunque también debo admitir que en cuanto a los lagos propiamente dichos prefiero los de Covadonga. En conclusión, lo mejor es realizar ambas excursiones y tener una visión completa de la belleza natural asturiana.

Enlaces:

Parque Natural de Somiedo

Anuncios

4 comentarios en “Asturias – Somiedo

  1. Pingback: Asturias – Oviedo | impresionesviajeras

  2. Pingback: Asturias – Prerrománico | impresionesviajeras

  3. Buena y bonita la descripción la que has realizado de este paraje , sin duda que quien lo visita se queda prendado.De los lagos de Saliencia te hubieses literalmente enamorado,la mejor época es la primavera avanzada te lo aseguro.
    El verdadero quebranto es cuando se viaja a Asturias sin una estricta planificación, en cualquier rincón (quedaste pasmau)como dicen por allá.No tiene desperdicio….un saludo y me vuelvo a Panoramio.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s