Terres de l’Ebre – El río

Desde su nacimiento en Cantabria el Ebro recorre un largo camino y pasa por siete comunidades autónomas antes de  desembocar en el Mar Mediterráneo, formando en este último tramo un delta que da nombre al Parque Natural que lo acoge. En su paso por Catalunya engloba cuatro comarcas, Ribera d’Ebre, Montsià, Baix Ebre y Terra Alta, todas ellas marcadas por la presencia del río.

DSC_0069

El paisaje que baña las aguas del Ebro se va transformando en los pocos kilómetros que separan su entrada en Catalunya de su muerte en las aguas saladas del Mediterráneo. En esta escapada seguimos el curso catalán del río por el interior y llegamos hasta los cultivos de arroz en la costa que conforman el paisaje más característico del Delta de l’Ebre, además de dedicar una mañana al turismo cultural en Tortosa.

El río más largo y caudaloso de España entra en Catalunya formando una preciosa herradura a las afueras de Flix, el segundo municipio más poblado de la comarca de Ribera d’Ebre, famoso por su central hidroeléctrica que ha sido igual de importante para la economía de la zona como desastrosa para el medio ambiente. Siguiendo la carretera C-12 que nos ha traído hasta aquí nos desviamos hacia la C-233 a la salida de la población y cogemos otro desvío a la derecha para tener las mejores vistas del meandro que en este punto forma el río; es tan grande que resulta imprescindible disponer de un gran angular para captar en una sola instantánea el semicírculo que envuelve buena parte del municipio de Flix,

DSC_0003

Meandro de Flix

DSC_0004

Meandro de Flix

Siguiendo esta misma carreterita que ni nombre tiene en Google Maps nos encontramos frente al núcleo de la población que domina el río y a punto estamos de cruzarlo a bordo de las barcas que ofrecen este servicio de forma gratuita, pero preferimos seguir nuestro camino y coger este singular sistema de transporte  más adelante, en Miravet.

DSC_0009

Flix

DSC_0011

Embarcadero

Árboles frutales, viñas y cultivos de varios tipos que, obviamente, no logro reconocer, nos acompañan durante buena parte del trayecto mientras el río aparece y desaparece a su antojo.

DSC_0017

Árboles

DSC_0019

Cultivando la tierra

Entre Flix y Ascó,  población marcada por la presencia de una central nuclear, otro bonito meandro se aprecia perfectamente desde la carretera. Aunque más pequeño que el anterior, tampoco cabe en una foto por falta de perspectiva.

DSC_0023

Meandro de Ascó

DSC_0027

Central de Ascó

Rodeados por un paisaje espectacular de tierras cultivadas en perfecto orden de formación nos incorporamos nuevamente a la C-12, que en Ascó atraviesa el Ebro y lo mantendrá a su izquierda hasta unos cuantos kilómetros después.

DSC_0033

Cultivos

DSC_0037

Paisaje

Buscando el Pas de l’Ase, un camino de mulas que conduce hasta un desfiladero por donde el río se estrecha entre dos montañas de piedra, Google Maps nos envió justo en la dirección contraria. Nos adentramos por unos caminos de cabras impracticables con el coche y tras dar infinitas vueltas que nos hicieron perder muchísimo tiempo desistimos de llegar hasta nuestro objetivo al ver que el río estaba cada vez más lejos y nosotros cada vez más perdidos. Llegada la hora de comer, nos paramos en el pueblo de Garcia, el primero que nos salió al paso después de la fallida excursión, para tomar un bocadillo.

La siguiente parada fue en lo que podría llamarse la joya de la corona de la comarca: Miravet. Su castillo templario, encaramado en una colina desde la que se domina un conjunto paisajístico memorable, es con total justificación uno de los más visitados de Catalunya. Las casas más bajas del pueblo tienen acceso directo al agua del río.

DSC_0048

Miravet

Iniciamos a pie la ascensión hacia el castillo por una calle empedrada que en unos quince minutos nos llevó hasta la cumbre. Rodeando la iglesia ya  se adivina que las vistas desde arriba  deben de ser espectaculares.

DSC_0052

La iglesia

En su origen fortaleza andalusí que protegía la frontera de Al-Andalus, allá por los siglos XI y XII, pasó a formar parte del patrimonio templario una vez expulsados los musulmanes a causa de la expansión territorial catalana. La orden transformó el edificio en el medio siglo que lo tuvo en su poder, y pese a tan fugaz estancia, el castillo de Miravet se considera  uno de los mejores ejemplos de construcción templaria en Catalunya.

Muchas fueron las vicisitudes que pasaron entre estas macizas paredes a lo largo de su larga historia, entre ellas varias guerras y diferentes propietarios hasta que en 1994 fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional y abierto al público.

DSC_0054

Terraza inferior

Nada más entrar, una enorme terraza que se asoma al río nos ofrece unas vistas espectaculares del pueblo en primer término, el Ebro, el bosque de ribera y los campos de cultivo, con restos de la muralla que marcaba los límites de la fortaleza.

DSC_0056

Desde la terraza

DSC_0071

El Ebro

Tras visitar lo que queda de las dependencias habituales y corrientes en este tipo de edificaciones como la cocina, el refectorio, el almacén, entramos en una sencilla y desnuda iglesia con bóveda de cañón en la que se encuentra una  escalera de caracol  que conduce a la terraza superior. Los gastadísimos 45 escalones y la estrechez de la escalerita la hacen inolvidable, de lo peorcito que hemos subido en nuestro vagar por el mundo.

DSC_0079

Iglesia

DSC_0100

Escalera de caracol

La terraza, prácticamente reconstruida en su totalidad, era un elemento primordial para la defensa del castillo y hoy en día sirve  de mirador sobre el río. Desde aquí ya no puede apreciarse el pueblo que queda debajo.

DSC_0096

Terraza superior

DSC_0086

El Ebro desde arriba

DSC_0088

El Ebro desde arriba

DSC_0093

Alrededor del castillo

DSC_0095

Más cultivos

El castillo propiamente dicho no me pareció especialmente atractivo ya que este tipo de construcciones defensivas tan macizas y desnudas no suelen gustarme mucho, aparte de que algunas de sus dependencias se encuentran en estado semirruinoso.

DSC_0105

Patio de armas

Eligiendo siempre el mejor lugar para conseguir la mejor defensa, las fortalezas se distinguen precisamente por estar ubicadas en lugares con vistas privilegiadas,  y una vez perdido su carácter defensivo han quedado como enclaves para disfrutar del entorno. Es innegable el valor histórico del castillo de Miravet, pero lo que lo hace único y de visita imprescindible es precisamente su inmejorable situación.

DSC_0070

Muros de la fortificación

Tras aproximadamente una hora abandonamos la fortaleza y bajamos por el mismo camino por el que habíamos subido pero esta vez con el espectacular paisaje delante nuestro.

DSC_0110

Bajando desde el castillo

Dando un rodeo para llegar hasta un mirador dimos un pequeño paseo por el núcleo del pueblo con la iglesia como punto de referencia; preciosas y tranquilas calles por las que no parece haber pasado el tiempo. Es el lugar ideal para olvidarse de la palabra estrés.

DSC_0125

Calles de Miravet

DSC_0127

La iglesia

DSC_0132

Mirador

De vuelta otra vez en el coche y listos para cruzar a la otra orilla del río a bordo de la barca manual que ofrece este servicio, nos encontramos con la desagradable sorpresa de que no estaba en funcionamiento por trabajos de reparación. Una verdadera lástima no haber podido usar este singular sistema para pasar al otro lado que además nos obligó a deshacer el camino para ir a buscar el puente en Móra d’Ebre. Probablemente habríamos llegado a nuestro siguiente destino, Benifallet, por las carreteras interiores, aparte de que sin duda el paisaje habría sido mucho más agradable, pero el tiempo se nos estaba echando encima y preferimos seguir el camino conocido y más habitual.

A las afueras de Benifallet hay seis cuevas conocidas con el nombre de una de ellas, Maravillas. Aunque el punto exacto no viene indicado en Google Maps, el desvío desde la T-302 está perfectamente señalizado, por lo que es imposible perderse. De las seis cuevas sólo un par puede visitarse, la del Dos y la Maravillas, en una visita guiada que dura unos cuarenta y cinco minutos. Se accede en primer lugar a la del Dos, que recibe este nombre por las dos entradas que tiene. No es excesivamente grande y además su estado de conservación no es muy bueno ya que, conocida su existencia desde tiempos inmemoriales, ha sido utilizada como habitación de pastores y como refugio  durante la Guerra Civil. Estalactitas y estalagmitas rotas, señales evidentes de hogueras y hasta marcas hechas con sangre, entre otros destrozos, se pueden apreciar perfectamente. Es evidente que la habitabilidad es incompatible con un lugar de estas características.

En cambio, la cueva Maravillas no ha sido víctima de la mano del hombre porque ya desde su descubrimiento en 1968 se preservó su interior. El nombre le viene perfecto porque es una auténtica maravilla lo que hay encerrado entre sus paredes: además de las esperables estalactitas y estalagmitas, vi formaciones cuyo nombre oí por primera vez en ese momento, como excéntricas, banderas, macarrones, que llevan miles de años en un lento pero imparable proceso de creación y que hacen del conjunto algo extraordinario e imprescindible en la ruta por el Ebro. Tener a la guía para nosotros solos me permitió no perderme ni un solo detalle de sus explicaciones. Lástima que no esté permitido hacer fotos pero la fragilidad del lugar justifica plenamente esta decisión.

Tras esta interesante visita dimos por concluida la ruta turística de la primera de las tres jornadas de la escapada, pero para redondear el día todavía nos faltaba completarlo con un lujo gastronómico en el restaurante Les Moles, en el pueblo de Ulldecona, distinguido por méritos propios con una estrella Michelín. Excepcional en todos los sentidos como no podía ser menos en un lugar de esta categoría y totalmente recomendable para disfrutar de una muestra sobresaliente de alta cocina.

Enlaces:

Castillo de Miravet

Cueva Maravillas

Restaurante Les Moles

Ruta por el Ebro

Anuncios

Un comentario en “Terres de l’Ebre – El río

  1. Pingback: Terres de l’Ebre – Tortosa | postalesdelmundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s