Segovia – El Acueducto

La construcción más emblemática de Segovia, obra maestra de la arquitectura civil romana que le ha dado fama mundial a la ciudad, se mantiene en pie desde hace más de dos mil años sin que parezca afectarle el paso del tiempo.

DSC_0641b

Me impresionó tanto este monumento que pasé por él cuantas veces me fue posible para verlo desde todos los ángulos y a todas las horas del día. Así, antes de coger el autobús que nos llevaría a la Granja de San Ildefonso nos acercamos un momento para contemplarlo con el sol iluminándolo desde la Plaza de la Artillería.

DSC_0401b

El sol de la mañana

DSC_0402b

Entre arcos

Extraordinario y también sorprendente, pues nunca pensé que una obra ideada con fines prácticos, la canalización del agua, y que ha tenido esta misma finalidad hasta bien entrado el siglo XIX, pudiera resultarme tanto o más atractiva que cualquier obra de arte creada con el objetivo de gustar. Me pareció no sólo imponente sino que lo vi perfectamente integrado en la ciudad, como si lo hubieran puesto con posterioridad para que conjuntara con su entorno urbano. Se nota que lo cuidan con esmero pues su estado de conservación es impecable pese a que la contaminación es su mayor enemigo.

DSC_0398b

Desde abajo

Pero Segovia no es sólo su acueducto y apuramos las últimas horas de estancia  realizando las visitas que se habían quedado pendientes del día anterior por falta de tiempo tras ver el Alcázar. En primer lugar nos dirigimos hacia la fabulosa Catedral, la última iglesia gótica edificada en España junto con la de Salamanca.

DSC_0231b

Catedral

La visita al templo fue más breve de lo previsto. Sorprendidos porque no nos cobraron entrada dimos una microvuelta pero enseguida nos impidieron el paso porque un grupo de fieles se encontraba rezando el rosario y no se les podía molestar. Volvimos por donde habíamos entrado no sin antes hacer alguna que otra foto. Lo poco que vi me pareció espectacular, un templo espacioso y diáfano, con bellas columnas y bóvedas.

DSC_0570b

Interior de la Catedral

DSC_0576b

Columnas

Lo achacamos a que era domingo pero a la salida vimos gente vestida con trajes regionales y eso ya no nos pareció tan normal, por lo que al final averiguamos que se estaban celebrando las fiestas de la Fuencisla, un santuario extramuros y uno de nuestros siguientes destinos. Esperaban como nosotros que cesara la lluvia que en ese momento volvió a hacer acto de presencia.

DSC_0580b

Plaza Mayor

Dando un paseo bajo el paraguas llegamos hasta la Iglesia de la Vera Cruz, muy cerca del Alcázar. Su singular planta dodecagonal se inspiró en el Santo Sepulcro de Jerusalén y durante mucho tiempo se pensó que fue construida en el siglo XIII por la Orden del Temple, si bien en la actualidad se cree que los encargados de su edificación fueron los miembros de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén, valga la repetición. Sea como fuere, este pequeño y aislado templo cerró antes de lo previsto (o no llegó a abrir) el día que pasamos por allí, cosa que también atribuimos a las fiestas de la patrona de la ciudad, si bien en ningún lugar encontramos información al respecto.

DSC_0597b

Iglesia de la Vera Cruz

Como lo teníamos delante, fuimos hasta el Convento de los Carmelitas pues en su interior se guarda el sarcófago de San Juan de la Cruz, que además de religioso de esta orden es uno de los más notables poetas en lengua castellana. Aunque en este lugar no tuvimos problemas para acceder, la visita fue realmente fugaz.

A pocos metros se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Fuencisla, en una concentración de edificios religiosos digna de mención. Dada la proximidad queríamos acercarnos a echar un vistazo pero nos disuadieron los ríos de gente que  estaban celebrando las fiestas de esta Virgen, por lo que llegamos hasta la puerta en un breve paseo y desandamos lo andado.

Visto el éxito que estábamos teniendo en nuestro peregrinar cultural-religioso, optamos por volver al centro y hacer un minirrecorrido del románico para no desviarnos de la temática. Por fin había salido el sol y la Iglesia de San Esteban quedó así de bonita en las fotos. Este templo, construido en el siglo XII, tiene una altísima torre visible desde el Alcázar.

DSC_0616b

Torre

DSC_0618b

Galería porticada

DSC_0621b

Arco-marco

DSC_0627b

Vista general

La siguiente parada fue en la de San Martín, que tiene campanario mudéjar y una bonita galería porticada.

DSC_0635b

Iglesia de San Martín

Sin darnos cuenta nuestros pasos se iban dirigiendo nuevamente hacia el acueducto. Por supuesto, fuimos para verlo iluminado por el sol de la tarde ya que hacía un rato que se había dignado a aparecer.

DSC_0649b

El sol de la tarde

La sombra proyectada sobre la Plaza de la Artillería creó un bonito efecto fotográfico.

DSC_0646b

Sol y sombra en la Plaza de la Artillería

Los arcos son un marco estupendo para la creatividad.

DSC_0644b

Plaza del Azoguejo

DSC_0653b

Plaza de la Artillería

No recorrimos sus quince kilómetros y 167 arcos, nos conformamos con  ir hasta el otro extremo de la Plaza del Azoguejo, antes de que gire y continúe su camino hasta su nacimiento en el río Frío. En este punto, como en el otro lado, la arquería está muy cerca del suelo para salvar el desnivel.

DSC_0670b

Baja arquería

DSC_0674b

En perspectiva

La Plaza y las murallas que la rodean también fueron objeto de un atento paseo.

DSC_0659b

Plaza del Azoguejo

DSC_0663b

Plaza del Azoguejo

DSC_0679b

Murallas

Por desgracia, la tarde se iba acabando y, con ella, el viaje. Para la última cena elegí un restaurante en pleno centro, El Fogón Sefardí, porque me llamó la atención la fusión de culturas gastronómicas. No estuvo mal ni la calidad ni el precio.

Pese a que al día siguiente teníamos que madrugar  no quise perderme el último paseo por Segovia, ya que a mi modo de ver un día de turismo en una ciudad no está completo sin el preceptivo callejeo nocturno para ver la iluminación de sus edificios más emblemáticos. La noche anterior no habíamos podido hacerlo porque cayó un buen chaparrón, así que tras la cena, y aprovechando que por fin la lluvia había desaparecido por completo, empezamos el recorrido por unas solitarias calles y  llegamos hasta el Alcázar,  pasamos por la Catedral, la Plaza Mayor y la Iglesia de San Martín acabando en la Plaza del Azoguejo y el incomparable acueducto, que no podía faltar en este publirreportaje que le he dedicado.

DSC_0685b

Torre del Homenaje del Alcázar

DSC_0689b

Catedral

DSC_0691b

Plaza Mayor

DSC_0694b

Iglesia de San Martín

DSC_0696b

Plaza del Azoguejo

DSC_0698b

El acueducto

Ahora sí que había llegado el momento de retirarse al hotel y preparar las maletas pues a las 8 de la mañana ya teníamos que estar en la estación de tren para trasladarnos hasta Madrid, donde cogeríamos el vuelo de vuelta a casa. Se habían acabado estos cuatro días, repartidos entre Toledo y Segovia, en un viaje para visitar dos de las ciudades con más renombre e historia del centro de España y que hacía tiempo que tenía ganas de conocer.

ImpresionesViajeras:

Aparte de algunos enlaces a restaurantes, hoteles y servicios varios como horarios de acceso a los diferentes monumentos, que ya he puesto en las respectivas entradas, no voy a dar datos prácticos porque entiendo que son innecesarios en un viaje de estas características, las ciudades visitadas son totalmente accesibles desde cualquier punto ya sea en avión, tren, autobús o automóvil, todo dependerá de la distancia a que uno se encuentre. Por lo demás, es como estar en la propia casa, no hay barrera idiomática ni costumbre que nos sea ajena.

Aunque he separado las dos ciudades en diferentes categorías,  voy a resumir mis impresiones personales en esta entrada al tratarse de un mismo viaje.

Toledo. No descubro el huevo frito si digo que es una ciudad realmente bonita, creo que en este sentido la opinión no puede ser más general. Su centro histórico tan bien conservado  traslada de inmediato a las diferentes épocas y acontecimientos que en ella se han vivido y es imposible que deje indiferente a alguien. Personalmente me encantaron el callejeo, las vistas del meandro del Tajo con la ciudad presidiendo el conjunto, la Catedral y los diferentes templos que hoy en día han pasado a ser museos. En resumen, nada de lo que vi en Toledo consiguió defraudarme, más bien todo lo contrario. No obstante, mi sensación en esos dos días que pasé, y que puede ser totalmente equivocada, es que es una ciudad que vive volcada en el turismo y, en consecuencia, su centro se ha vuelto “invivible” para los propios toledanos. Esta misma impresión la tuve hace poco en Cracovia, o hace años en Praga, es el precio que están pagando ciudades preciosas que deben acoger un gran volumen de visitantes, su autenticidad mengua al mismo ritmo que crece su economía, y pasan a convertirse en museos al aire libre.  No es que esto sea malo por sí mismo, pero para mi gusto personal pierden algo de gracia.

Segovia. Si digo que me encantó me quedo corta. Una auténtica ciudad de provincias con un patrimonio digno de pertenecer a la humanidad, creando ambos factores  la simbiosis perfecta entre la belleza y la vida cotidiana, que no están reñidas en ningún momento. Esto hace de ella un lugar imprescindible en cualquier agenda viajera, y  creo que al menos una vez en la vida hay que estar debajo del acueducto para contemplar la inmensidad de este monumento que  ve pasar el tiempo sin inmutarse. Es posible que mi entusiasmo pueda parecer exagerado y otros lugares hay en el mundo que lo igualen o incluso superen, eso sin duda, pero el asombro que me produjo la primera vez que lo vi cuando bajé del autobús no tiene precio. También es cierto que se trata de una ciudad muy pequeña con los lugares de interés muy concentrados y éstos pueden visitarse perfectamente en un día y medio o dos, en este sentido no da mucho más de sí, pero en cualquier caso vale la pena hacerle un hueco.

Enlaces:

Un hotel precioso y céntrico: Hotel Ayala Berganza

El Fogón Sefardí

Mapa de Segovia (II)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s