Argentina – El Chaltén: Laguna Torre

El Chaltén, en el sector norte del Parque Nacional Los Glaciares, se ha convertido en la capital argentina del trekking por la cercanía con el macizo Fitz Roy y las diferentes rutas que llevan hasta su base.

mapach-i

Granate: El Chaltén / naranja: inicio de ruta / amarillo: mirador Margarita / verde: mirador del Torre / azul marino: Laguna Torre

El primer día de esta nueva etapa patagónica se perdió entre el avión que desde Bariloche nos llevó hasta El Calafate y desde aquí en el autobús al Chaltén, a unas tres horas de distancia, así que para cuando llegamos ya era media tarde y lo único que pudimos hacer fue instalarnos en el hotel y salir a cenar.

El autobús desde El Calafate nos deparó una desagradable sorpresa relativa a su precio, pues en la web de turismo ponía que valía 370 pesos (ahora ya lo han cambiado) cuando en realidad cuesta 600, que al penoso cambio que nos hizo Visa salió a 75 euros los dos. Sinceramente, por doscientos kilómetros me parece caro no, lo siguiente. Por suerte una vez en El Chaltén dimos con la empresa Las Lengas, con la que a partir de ese momento contrataríamos todos los traslados que necesitábamos, incluida la vuelta al Calafate que costó algo menos, 450 pesos por persona.

Cinco noches íbamos a pasar en El Chaltén y mi trabajo me costó encontrar un hotel que estuviera bien de precio para no arruinarnos y que no fuera especialmente cutre para estar tantos días. Al final reservé con Hotel Lago del Desierto muy sencillo y básico pero correcto, aunque el drama de los desayunos seguía en la misma línea que los anteriores.

Nada más bajar del autobús, a las 18:30 horas, el Fitz Roy nos recibió con su mejor imagen que, dicho sea de paso, ya no volveríamos ni siquiera a adivinar en los siguientes cuatro días de estancia.

dsc_2282a

Macizo del Fitz Roy

Cuatro eran las excursiones que había previsto realizar, una por cada día en El Chaltén. La primera, hasta la Laguna Torre, de dificultad escasa, media o alta según dónde se consulte, la hicimos al día siguiente de la llegada en un día que se levantó soleado pero ventoso como pocos y como ya indicaban esas nubes tan planas y alargadas cuando salíamos del pueblo para coger el inicio de la ruta.

dsc_2298a

Nubes de viento

dsc_2302a

Inicio del camino

Según el mapa oficial de rutas que proporcionan en la Oficina de Turismo, el Sendero Torre para llegar hasta la laguna es de dificultad alta y tiene 250 metros de desnivel en sus nueve kilómetros. Según las indicaciones al iniciar la ruta, todos los datos son idénticos excepto en su dificultad, que aquí se califica de media. Sea como fuere, lo que está es perfectamente indicado el camino por lo que perderse es totalmente imposible.

dsc_2313a

Información de la ruta

Un poco elevados justo donde da comienzo la ruta se ve esta parte del Chaltén, municipio más joven que yo pues fue fundado en 1985 por motivos geopolíticos a raíz de un conflicto con los vecinos chilenos por los límites fronterizos. Poco debían pensar esos primeros 41 habitantes que pasado el tiempo llegarían hasta aquí más de cien mil personas cada año, según la página oficial de Turismo del Chaltén, para disfrutar de un entorno natural privilegiado.

dsc_2309a

El Chaltén

La primera parada obligada es en el Mirador Margarita, donde hay una pequeña cascada que apenas se aprecia pero que tiene unas vistas muy bonitas del río Fitz Roy, que sigue el mismo curso que el sendero.

dsc_2315a

Mirador Margarita

Seguimos el camino acompañados siempre por un intensísimo viento y, pese a que el día estaba muy despejado, desde el Mirador del Torre no se veía ni torta de las montañas. Eso sí, la ruta, tras la subida inicial, no sólo es plana sino también preciosa.

dsc_2332a

Camino a la laguna Torre

A poca distancia del final del recorrido, una gran extensión de árboles grises que parecían quemados le daba un aspecto algo lúgubre al bosque que está al pie del Ñato, la única montaña que vimos perfectamente durante todo el trayecto.

dsc_2347a

El Ñato

Y, por fin, tras una última subida pronunciada llegamos a la Laguna Torre empujados por un viento del demonio que no nos permitió estar más de cinco minutos contemplando lo poco o nada que se tendría que haber visto: ni el Cerro Torre, ni el Egger ni el Standhart, los tres picos que se supone que están detrás de las nubes.

dsc_2360a

Laguna Torre

Aunque el viento nos tiraba literalmente al suelo, siempre hay algún valiente que se arriesga para tener un recuerdo del lugar, en este caso muy efímero pues no creo que pudiera conservarlo hasta volver a casa.

dsc_2374a

Hielo de la laguna

Como era imposible quedarse y descansar un rato tomando nuestras provisiones tuvimos que volver de inmediato, lo cual fue una lástima porque la laguna habría merecido una visita más detenida gracias a sus bloques de hielo y su color verde. Resumiendo: nueve kilómetros de caminata para estar cinco minutos en el destino final. La vuelta, lógicamente, por el mismo camino, con el río muy próximo en el tramo cercano a la laguna.

dsc_2380a

Río Fitz Roy

No sé por dónde pasamos pero fuimos a dar con las escaleras que nos había indicado el recepcionista del hotel por la mañana y que se supone que es desde donde también empieza la ruta.

dsc_2422a

Uno de los inicios de ruta

dsc_2420a

El Chaltén

En total tardamos seis horas y media en recorrer los dieciocho kilómetros de ida y vuelta de esta ruta, que a mí personalmente no me pareció especialmente dura pese a que no tengo demasiada experiencia senderista. El tiempo estimado oficial es de seis horas, por lo que me di por satisfecha de haberla acabado tan deprisa. Lástima que el tiempo no nos acompañó y el esfuerzo realizado no tuvo al final la recompensa esperada, quedándonos con las ganas de ver el Cerro Torre, pero en cualquier caso creo que valió la pena para disfrutar del camino.

Decidimos celebrarlo en el Restaurante La Tapera, uno de los mejor valorados en Tripadvisor y con razón, pues estaba todo delicioso. Este fue el inicio de una particular ruta por la deliciosa gastronomía chalteña que no íbamos a abandonar ni una sola de las noches que pasamos aquí. No creo que exista mejor forma de acabar una jornada de caminata que recuperando las fuerzas frente a un buen plato y una buena copa de vino.

Anuncios

Un comentario en “Argentina – El Chaltén: Laguna Torre

  1. Pingback: Argentina – El Chaltén: Laguna de los Tres | postalesdelmundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s