Argentina – El Calafate: Glaciar Perito Moreno

El Calafate, ciudad situada en la parte sur del Parque Nacional Los Glaciares, es la puerta de entrada a uno de los lugares más fascinantes del planeta: el Glaciar Perito Moreno.

mapaclf-i

Globo granate: El Calafate / amarillo: pasarelas / verde: puerto / azul marino: refugio / morado: trekking

Procedentes del Chaltén llegamos al Calafate a medio día cuando ya todas las excursiones estaban prácticamente acabando, por lo que esa primera tarde la dedicamos a dar una vuelta por esta localidad tan enfocada al turismo, que cuenta con algún museo pero en la que no hay mucho más que hacer que ir de tiendas y sentarse en un bar a esperar que llegue la hora de la cena, que para ese día y siguiendo la línea de las noches anteriores nos llevó hasta Buenos Cruces Buenísimo, uno de los mejores del viaje y con un personal tan entusiasta que la camarera hasta va repartiendo besos como si los clientes fueran amigos a los que hace tiempo que no ve.

dsc_2980a

Algo de historia

dsc_2983a

Perito Francisco Moreno

Cuanto más bajábamos hacia el sur más caro era todo, y encontrar un hotel en El Calafate bueno, bonito y barato resultó imposible, así que por las buenas críticas elegí finalmente el Hostal Schilling muy lejos de valer lo que costaba pero al menos estaba bien situado, junto a la avenida principal y centro vital del pueblo. Si en los hoteles anteriores el desayuno había sido penoso aquí era directamente para echarse a llorar por escaso y malo. Por suerte el personal compensaba cualquier carencia porque era super amable y ultra simpático, siempre dispuesto a ayudar.

Llegó por fin uno de los días más esperados de este viaje: ver de cerca el glaciar Perito Moreno. Es, sin lugar a dudas, el reclamo principal de la Patagonia y destino ineludible en cualquier ruta por Argentina, que por corta que sea debe incluirlo como imprescindible.

Hay varias formas de hacer esta visita al imponente glaciar pero todas las gestiona una empresa, Hielo y Aventura que tiene la exclusiva de las excursiones. Esto si se quiere hacer la navegación o completarla con alguno de los trekkings, si el único objetivo es ir hasta las pasarelas es posible llegar en coche privado o creo que incluso en transporte público. Pero ya que estábamos en uno de los lugares más espectaculares del mundo quisimos sacarle el máximo partido y no nos limitamos a las pasarelas, que por sí solas ya le dan sentido a la visita, sino que nos embarcamos en la aventura del minitrekking por el glaciar, no sin cierto reparo inicial a causa de la torpeza de una servidora.

El Calafate está a ochenta kilómetros del Perito Moreno, motivo por el cual las excursiones empiezan muy pronto y de esta forma a las siete de la mañana ya estábamos esperando el autobús en el punto de encuentro. Hora y media después casi tocábamos el glaciar desde las pasarelas, ubicadas en la Península de Magallanes.

dsc_3010a

El gran Perito Moreno

El glaciar Perito Moreno es una gran masa de hielo que nace en el Hielo Patagónico Sur, una gran extensión helada entre Argentina y Chile de 350 kilómetros de longitud en el que se originan otros 48 glaciares más. El Perito desciende hasta llegar al brazo sur del Lago Argentino, uno de los más grandes del país.

dsc_3026a

El Perito Moreno

El espectáculo desde las pasarelas está garantizado porque tener tan cerca esa inmensa mole de hielo, que en algunos puntos alcanza los setenta metros de altura, no es algo que se pueda ver todos los días. Faltan palabras para describirlo y las fotos por buenas que sean no le hacen justicia.

dsc_3037a

Masa de hielo

dsc_3040a

Más hielo

dsc_3041a

Azul hielo

dsc_3043a

Pequeños icebergs

Asistir a la ruptura habría sido el colmo de la buena suerte, pero la última se produjo en marzo de 2016 y por tanto todavía falta bastante para que el agua acumulada presione lo suficiente para que se rompa el glaciar, fenómeno que puede durar un día o incluso una semana. La naturaleza va a su ritmo, por lo que es imposible predecir cuándo será la siguiente, si dentro de un año o de cinco.

dsc_3046a

El puente

dsc_3047a

El Perito Moreno

dsc_3057a

Pináculos de hielo

Tras una hora en las pasarelas teníamos que volver al autobús para continuar con las actividades en el glaciar. A mí me pareció tiempo suficiente para disfrutar a gusto y sacar todas las fotos del mundo de este lugar tan bonito como único.

dsc_3080a

Las pasarelas

Tocaba ahora navegar un rato por el Lago Argentino para atravesarlo y llegar hasta el punto de inicio del trekking. Después de observarlo desde arriba en las pasarelas tuvimos una visión de la parte frontal, igualmente insuperable. Aunque la gran ruptura no es algo habitual sí que es posible ver pequeños desprendimientos de trozos de hielo. No es lo mismo pero a los presentes nos entusiasmaba igualmente.

dsc_3109a

Parte frontal del Perito Moreno

dsc_3118a

Pequeño desprendimiento

El Perito Moreno no es el glaciar más grande de la zona, aunque sus dimensiones son igualmente asombrosas: en algunos puntos alcanza los setenta metros de altura y tiene un frente de cinco kilómetros. No obstante, sí es el más conocido y visitado por una característica que lo hace único, y es su accesibilidad, ya que se puede caminar por encima sin grandes dificultades, es decir que no hace falta escalar ninguna montaña ni ser un avezado alpinista para sentir bajo los pies el hielo del glaciar. Y esto es algo que no se da en ninguna otra parte del mundo.

En la otra orilla del puerto nos dieron un rato de descanso en el refugio para tomar un tentempié (que no está incluido en el precio, cada uno se lleva la comida) y, por supuesto, contemplar desde otra perspectiva al protagonista de la excursión.

dsc_3136aa

Esperando el trekking

dsc_3140a

Navegando entre glaciares

Se acercaba el gran momento y tras una pequeña charla del simpático guía, que estuvo explicando las características del glaciar así como dando unas pautas básicas sobre cómo proceder durante el paseo, nos pusieron los crampones para iniciar el mini trekking, así llamado para diferenciarlo de otro más largo que también es posible realizar, el Big Ice, aunque para éste hay que estar en mejor forma física porque es más largo y difícil.

dsc_3207a

Con los crampones puestos

El mini trekking tiene una duración aproximada de noventa minutos y, pese a mi temor inicial, es perfectamente accesible para todos los públicos, no es necesario ni estar en excelente forma ni tener conocimientos fuera de lo común, y lo digo yo que soy la reina de los torpes. Se forman grupos muy pequeños, a lo sumo de veinte personas, y al guía inicial se le suma otro, estando los dos pendientes en todo momento de nosotros, por lo que más fácil imposible.

dsc_3243a

Encima del glaciar

dsc_3250a

Trekking por el glaciar

La experiencia fue única e irrepetible. Pisar esa mole de hielo y estar rodeado por todas partes por sus caprichosas formas, emergiendo como pináculos, es algo que no se puede explicar, hay que vivirlo.

dsc_3281aa

Hielo

dsc_3282aa

Mole de hielo

El color tan azul del hielo está provocado por la luz pero para mí es un fenómeno inexplicable que no acabo de entender, me basta con disfrutarlo.

dsc_3273aa

Azul hielo

dsc_3285a

Hielo azul

El glaciar está siempre en movimiento, como todos los glaciares, lo cual es obviamente imperceptible cuando se está encima, pero lo más impresionante fue saber que el hielo que estábamos pisando en ese momento era la nieve que cayó hace cuatrocientos años en la montaña. Y no sólo pisando, también bebiendo (o comiendo) pues el colofón de la excursión fue la copa de whisky con hielo del glaciar que nos tomamos a la salud del Perito Moreno.

dsc_3308a

Sirviendo whisky con hielo

dsc_3309a

Chin, chin

Era el momento de despedirse del glaciar pues la excursión tocaba a su fin. El siguiente turno ya estaba llegando así que montamos en el barco que nos llevaría al autobús que a su vez nos dejaría de vuelta en El Calafate con tiempo de sobras para elegir restaurante, algo especial para celebrar un día tan completo como éste. En Kau Kaleshen tomamos una sabrosa cena y un excelente vino.

La visita al Glaciar Perito Moreno fue una de las mejores experiencias del viaje y ha pasado a ser de esos lugares inolvidables que colman todas las expectativas que uno pueda hacerse previamente. Antes de ir era la reina de la ruta patagónica y tras haber estado sigue siéndolo pues en la cercanía es aún mejor de lo que se pueda imaginar. En definitiva, que la excursión barata no es pero se paga a gusto, ver desde todas las perspectivas posibles a este gigante helado no tiene precio.

dsc_3333a

El último vistazo al Perito

dsc_3323aa

Impresionante

 

Anuncios

2 comentarios en “Argentina – El Calafate: Glaciar Perito Moreno

  1. Pingback: Argentina – El Calafate: Ríos de Hielo | postalesdelmundo

  2. Pingback: Argentina – Datos prácticos | postalesdelmundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s