Argentina – El Calafate: Ríos de Hielo

Una de las excursiones más recomendables que pueden hacerse desde El Calafate es la que llega hasta los glaciares Upsala y Spegazzini navegando por un lago lleno de icebergs.

mapaclf-ii

Globo granate: El Calafate / amarillo: Puerto Bandera / verde: glaciar Upsala / azul: glaciar Seco / morado: glaciar Spegazzini

Desde Puerto Banderas, a unos cincuenta kilómetros del Calafate, salen los barcos que realizan esta excursión. Si la exclusiva del trekking por el Perito Moreno la tenía una empresa, la de la navegación por el Lago Argentino es de otra, Solo Patagonia, por lo que todas las agencias (que no son pocas) que hay en la Avenida del Libertador, la principal calle del Calafate, hacen únicamente de intermediarias y remiten finalmente a la que lo organiza por lo que la competencia es nula y el precio el que es.

Puntuales a primera hora pasaron a buscarnos por el hotel e hicimos un gran tour por el Calafate antes de salir hacia el puerto de embarque.

dsc_3363a

Temprano en El Calafate

Subimos por fin al catamarán que si no llevaba quinientas personas a bordo lo parecía, es decir era inmenso y estaba lleno de gente. Empezamos la navegación por el brazo norte del Lago Argentino y no tardaron en aparecer pequeños icebergs en un agua color turquesa que iba cambiando de tonalidad a cada momento.

dsc_3382aa

Navegando por el Lago Argentino

dsc_3390a

Pequeño iceberg

dsc_3402a

Pequeño iceberg

Tardamos un buen rato en llegar hasta una enorme masa de hielo de un intenso color azul en el que por suerte nos detuvimos durante bastante tiempo pues la aglomeración en cubierta dificultaba mucho poder apreciarlo en toda su dimensión. Finalmente, con algo de paciencia, conseguí un primer plano extraordinario.

dsc_3492aa

Iceberg

dsc_3497a

Iceberg

dsc_3503a

Iceberg

La siguiente parada era en el Glaciar Upsala pero sólo pudimos verlo de lejos; desconozco el motivo técnico por el cual el catamarán no podía acercarse más, seguro que alguno habría y creo que hasta lo explicaron, pero fue un poco decepcionante porque el Upsala es uno de los glaciares más grandes de Sudamérica y habría sido impresionante contemplarlo a una distancia más razonable.

dsc_3525a

Glaciar Upsala

Los icebergs seguían pasando por nuestro lado, o más bien al revés, surcando el lago era un no parar de formas heladas navegando sin rumbo, todas iguales y todas diferentes.

dsc_3531aa

Iceberg

dsc_3540a

Iceberg

Antes de llegar a la estrella del recorrido, el Spegazzini, pudimos ver el Glaciar Seco, que recibe este nombre porque está en claro retroceso, como se puede apreciar perfectamente por la cantidad de tierra que ha dejado frente a sí en su regresión.

dsc_3557a

Glaciar Seco

En apenas cinco minutos empezamos a divisar el Glaciar Spegazzini, que nace en Chile y desemboca en el Lago Argentino. Uno de los más grandes del Parque con sus 135 metros de alto, ya desde lejos se ve que sus dimensiones son colosales.

dsc_3660a

Glaciar Spegazzini

El catamarán pudo acercarse hasta el punto de que parecía que podíamos tocarlo.

dsc_3588a

Iceberg del Spegazzini

Asombroso, impresionante, fascinante y extraordinario, y todos los adjetivos más que se nos puedan ocurrir no son suficientes para describir ni el glaciar ni la sensación de estar casi debajo.

dsc_3593a

Glaciar Spegazzini

dsc_3597aa

Glaciar Spegazzini

Un pequeño desprendimiento hizo las delicias de los espectadores.

dsc_3625a

Desprendimiento

La pared de hielo parecía no acabarse nunca, igual que las ganas de quedarse allí contemplándolo indefinidamente.

dsc_3624aa

Pared de hielo

dsc_3636a

Pared de hielo

Sin duda, el Spegazzini es uno de los lugares más admirables del Parque Nacional los Glaciares y resultó también un top del viaje por la Patagonia, de ésos que valdría la pena repetir algún día.

dsc_3630a

Frente al Spegazzini

La navegación de vuelta se hizo un poco pesada pero la gente lo resolvió echándose una buena siesta. Al llegar al Calafate teníamos todavía unas cuantas horas por delante para llenar y descansar en el hotel no entraba dentro de nuestros planes pues el esfuerzo realizado en esta excursión había sido mínimo. Nos acercamos hasta la laguna Nímez pero no nos acabó de convencer tener que pagar para ver lo que desde fuera no parecía el lugar más atractivo del mundo, así que tras dar unas cuantas vueltas sin ton ni son acabamos cenando en Isabel Cocina al Disco, donde preparan unos deliciosos platos en un recipiente tradicional llamado disco del que yo no había oído hablar jamás.

Al día siguiente tocaba coger otro vuelo, el tercero ya por el interior de Argentina, para ir hasta Ushuaia, la última ciudad del mundo y también nuestra última etapa patagónica.

Anuncios

Un comentario en “Argentina – El Calafate: Ríos de Hielo

  1. Pingback: Argentina – Datos prácticos | postalesdelmundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s