Argentina – Datos prácticos

Presupuesto y datos prácticos que pueden ser de utilidad para preparar un viaje por Argentina.

dsc_4888a

Vuelo transoceánico. Argentina no es un destino barato en general y el vuelo para llegar hasta allí no iba a ser la excepción. Mirándolo ocho meses antes los precios en Iberia o Aerolíneas estaban literalmente por las nubes pero por suerte encontré una oferta con la compañía Lufthansa por 730 euros y preferí comprarlos en ese momento sin arriesgarme a esperar promociones de las otras que quizás nunca llegarían. De esta forma, por el precio de un billete de Iberia compré dos con Lufthansa. La pega, obviamente, era la escala en Frankfurt, pero en un vuelo de catorce horas añadirle una más tampoco alteró demasiado el resultado final, es decir, una paliza aérea.

dsc_5260a

Vuelos internos. Los desplazamientos internos se llevan una buena parte del presupuesto pues las distancias entre los puntos a visitar son tan enormes que lo más práctico suele ser el avión. Para ahorrar un poco Aerolíneas Argentinas ofrece una promoción que antes era aplicable únicamente si se entraba y salía del país con un billete de su compañía pero que ahora lo ha hecho extensivo a todas. De esta forma, seis vuelos, Buenos Aires-Trelew, Bariloche-Calafate, Calafate-Ushuaia, Ushuaia-Buenos Aires, Buenos Aires-Iguazú e Iguazú-Buenos Aires costaron un total de 786 euros por persona, más caro que el transoceánico pero en cualquier caso más barato que comprándolos por separado. Esta promoción, llamada Visite Argentina, también tiene la ventaja de la franquicia del equipaje, pues deja llevar hasta 23 kg en lugar de los 15 máximos permitidos en los vuelos domésticos.

dsc_3964a

Autobuses. Además del avión también es posible desplazarse por el interior de Argentina en autobús, si bien las distancias siguen siendo igual de enormes y los trayectos duran una infinidad. Por probarlo, después de haber leído sobre la comodidad de este sistema de transporte, fuimos de Puerto Madryn a Bariloche en autobús nocturno. Fueron casi catorce horas de carretera que parecía que no se iban a acabar nunca. Los sillones-cama son realmente cómodos pero igualmente el viaje se hace pesadísimo. El precio, casi 1.400 pesos por persona, unos 90 euros, comprados online a través de  Plataforma 10. En resumen, si la idea es ahorrar no es en absoluto recomendable pues la diferencia de precio no justifica semejante paliza de autobús, aunque por otro lado también es cierto que viajar de noche significa no tener que pagar hotel.

img_20161108_064700184_hdr-copy

Coche de alquiler. En la disyuntiva de alquilar coche o no teniendo que circular por carreteras que en muchas tramos son de ripio (grava), con lo que ello conlleva si uno no está muy acostumbrado, decidí finalmente cogerlo únicamente en Bariloche por varias razones, entre ellas la más importante, el precio. Tanto en Puerto Madryn como en El Calafate no salía a cuenta comparado con contratar las excursiones y traslados a través de las diferentes agencias, pero en la zona de Bariloche, aparte de un fantástico precio, estaba la ventaja de que para visitar las zonas de interés había que pasar por carreteras asfaltadas, concretamente por la famosa Ruta 40, así que en In-out contratamos un coche que por tres días salió a 1.850 pesos (108 euros). El trato con la agencia también es un punto a destacar pues online lo reservamos sin tener que dejar ningún depósito y además nos hicieron un 10% de descuento por pagar en efectivo. El vehículo era totalmente manual, de los que casi ya no se ven por aquí, y bastante pequeño, pero para lo que lo queríamos tuvimos suficiente y de sobras.

dsc_0886a

Dinero. La moneda de Argentina es el peso. En noviembre de 2016 el cambio estaba a unos 17 pesos por euro cambiándolo siempre en el Banco de la Nación, que incluso tiene oficina en los aeropuertos. Como la mayor parte del tiempo estuvimos recorriendo la Patagonia, donde el pago con tarjetas de crédito no está todo lo extendido que nos gustaría, la cantidad de dinero en efectivo que llevamos era descomunal. Esto fue algo molesto pero no quedó más remedio.

Por otro lado, en algunos de los sitios era más económico pagar en efectivo (excursiones en Península Valdés, alquiler del coche) que con tarjeta, y en los que usamos la Visa las pasarelas de pago no eran todo lo seguras que cabría esperar, pues sufrí un intento de fraude y tuvieron que bloquearme la tarjeta. Por suerte desde mi banco se dieron cuenta enseguida de la operación inusual y procedieron al bloqueo y posterior cancelación de la Visa. Es obvio que esto puede pasar en cualquier lugar del mundo pero después de haber viajado por varios países pagándolo prácticamente todo con tarjeta sin haber tenido nunca ningún problema no deja de ser llamativo.

dsc_2716a

Hoteles. En tres semanas de viaje estuvimos en nueve hoteles (uno repetido en Buenos Aires). Para intentar economizar algo busqué alojamientos no excesivamente caros, tarea que fue más difícil cuanto más al sur nos desplazábamos pues tuvimos que pagar precios de hotel en sitios que no pasaban de hostal.

El desayuno, para nosotros imprescindible, fue penoso en la mayoría de sitios salvo en los hoteles de Iguazú y el segundo de Buenos Aires. Al principio pensé que era un problema de los primeros alojamientos pero al final me di cuenta de que es lo habitual visto que en casi todos tenían similar surtido.

En los diferentes posts he ido poniendo los nombres y la opinión que me merecieron los diferentes hoteles. En total el gasto por todas las noches de alojamiento fue de 1.430 euros. Lo pongo directamente en esta moneda ya que cuando hice las reservas a través de booking el importe lo daba en dólares. Esto me produjo al principio algún quebradero de cabeza pues tener que hacer tantos cambios de moneda me dificultaba saber exactamente lo que costaba en realidad, aparte de que el 21% de IVA no estaba incluido. De esta forma, en algún sitio pagamos en efectivo al cambio oficial, en otros nos cobraron en dólares al cambio que les dio la gana y en los que pagamos con tarjeta Visa aplicó lo que le pareció conveniente, que siempre suele ser inferior al oficial.

dsc_2553a

Restaurantes. No exagero si digo que en Argentina se come estupendamente aunque no se pruebe la carne como es mi caso. La pasta, concretamente, es tan buena como en Italia, por lo que sin buscar demasiado en cualquier restaurante se puede disfrutar de un buen plato de pasta casera y además sin arruinarse aunque se acompañe de alguno de los buenísimos vinos que por la región de Mendoza se producen. También en los diferentes posts he ido poniendo los restaurantes que me parecieron dignos de mención. Los que he omitido ha sido porque se trataba de comida de subsistencia de la que no merece la pena ni acordarse. El gasto total en esta partida fue considerable en tres semanas de viaje pero no me parece lógico ponerlo porque esto es tan variable que no puede servir de referencia, hay suficientes restaurantes de todas las gamas para que cada uno adapte su presupuesto.

img_20161114_212052867a

Excursiones y actividades. Aunque se viaje por libre hay lugares en los que a veces es más conveniente contratar alguna excursión organizada o directamente hay sitios a los que no es posible llegar por uno mismo.

Puerto Madryn: para los dos días que pasamos en Puerto Madryn para el avistaje de ballenas y la visita a la pingüinera contraté con la empresa Sentir Patagonia la excursión por Península Valdés y la de Punta Tombo. En su entrada ya he comentado mi opinión y puse hasta el precio, que repito aquí: el primero, 1.200 por la excursión y 1.150 por el avistaje de ballenas; el segundo día, 1.200 por la excursión y 850 por el avistaje de toninas. Esto hace un total de 4.400 pesos, que traducido en euros sale a 250, a lo que hay que añadirle las entradas a los parques. A mí me parece un abuso pero todas las agencias manejan los mismos precios porque la competencia es inexistente y al final sólo son meras intermediarias.

Villa La Angostura: hay una excursión opcional al Bosque de los Arrayanes si se está por la zona que a mí una vez hecha no me pareció muy recomendable. Se puede llegar andando pero si no hay tiempo suficiente se accede en barco que cuesta 500 pesos (casi 30 euros).

El Calafate: otro dineral en uno de los puntos fuertes y más turísticos de Argentina. El minitrekking por el Perito Moreno sale por 2.100 pesos por persona y la navegación Ríos de Hielo por 2.000. En ambos casos incluimos también el traslado ya que alquilar un coche sólo para esto y dejarlo el resto del día aparcado era obviamente mucho más caro. Al final, 4.100 pesos las dos excursiones, o lo que es lo mismo cerca de 235 euros. La exclusiva de estas actividades las tienen sendas empresas, Hielo y Aventura y Solo Patagonia, respectivamente, por lo que en este caso no es posible ahorrar ni un solo peso, hay que pagar esto sí o sí.

Ushuaia: la navegación por el Canal Beagle es una de las actividades más recomendables de la visita a esta ciudad y, a mi modo de ver, totalmente imprescindible. Con Patagonia Adventure Explorer realizamos una salida inolvidable que costó 1.100 pesos (65 euros). Fuimos a esta empresa por recomendaciones pero las rutas en todas eran similares y los precios oscilaban 100 pesos arriba o abajo.

Iguazú: en el lado argentino se pueden hacer algunas actividades en las cataratas con la empresa Iguazú Jungle. Nosotros hicimos el Paseo Ecológico y la Aventura Náutica que costó 600 pesos (38 euros).

En definitiva, es un viaje que sale bastante caro porque si en hoteles y restaurantes se puede hacer de más y de menos, en las excursiones y actividades no queda otra que pasar por caja y gastarse un dineral.

dsc_3901a

Entradas. Casi todas las visitas que realizamos están dentro de parques en los que hay que pagar entrada. Éste es un gasto también fijo que hay que añadir al presupuesto:

Península Valdés: 330 pesos (19 euros)

Punta Tombo: 250 pesos (15 euros)

Parque Nacional Arrayanes: 150 pesos (8,5 euros)

Glaciar Huemul: 200 pesos (12,5 euros)

Parque Nacional Los Glaciares: 330 pesos (19 euros x 2 veces)

Parque Nacional Iguazú (lado brasileño): 63 reales (18,5 euros)

Parque Nacional Iguazú (lado argentino): 330 pesos (19 euros)

dsc_4657a

Como ya he repetido en más de una ocasión, el de Argentina es un viaje bastante caro que además ha sufrido continuos aumentos de precio en los últimos tiempos por causa de la constante devaluación de la moneda, aunque ahora parece que se ha estabilizado algo pues está al mismo cambio que hace tres meses. Pero si sigue al ritmo anterior pasará de ser caro a ser directamente prohibitivo para muchos bolsillos. Sumando los conceptos anteriores sale por 3.123 euros (persona) a lo que hay que añadir las comidas, los diferentes traslados de los aeropuertos a las ciudades y dentro de algunas poblaciones (shuttle en El Chaltén, por ejemplo), las posibles compras y los extras que a veces no se sabe bien a dónde van, conceptos que no voy a detallar para no convertir esta entrada en inacabable y porque pueden ser muy variables en cada caso. En definitiva, siendo optimistas todo ello nos sitúa rozando los 4.000 euros por persona tranquilamente.

En su descargo hay que decir que se trata de un viaje muy largo que requiere como mínimo dos semanas; en nuestro caso fueron tres y, por tanto, es lógico que el importe total se encarezca terriblemente y que sea un viaje que en muchos casos sólo se puede hacer una vez en la vida.

Anuncios

5 comentarios en “Argentina – Datos prácticos

  1. Pingback: Argentina – Por tierras de la Patagonia | postalesdelmundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s