Argentina – Surcando las aguas del Beagle

Navegar por las aguas del canal Beagle significa observar fauna salvaje en libertad y, al mismo tiempo, estar rodeados de un paisaje espectacular.

dsc_3837aa

Pese a que en un principio Ushuaia como ciudad para mí carece de cualquier atractivo a no ser su localización geográfica que la sitúa en el confín del mundo (afirmación que tiene sus detractores pero que la mayoría da por cierta, empezando por sus propios habitantes) debo reconocer que navegar por el canal me reconcilió con ella y justificó un desplazamiento que de otra forma habría supuesto más un trastorno que otra cosa. Cierto que también allí se encuentra el Parque Nacional Tierra del Fuego que cuenta con numerosos admiradores y al que no pude ir por falta de tiempo, pues mi estancia se limitó a un escaso día y medio, pero después de quince días recorriendo la Patagonia y sus parques más renombrados apetecía hacer algo diferente, por lo que tenía claro desde un principio que ésa sería la actividad principal que llenaría mi fugaz paso por la ciudad. Si el tiempo acompañaba, claro está, porque a menudo los paseos en barco se tienen que suspender por culpa del viento, en cuyo caso todo el plan se habría venido al traste. Por suerte, ese día hizo hasta buena temperatura, y así pude disfrutar de una experiencia inolvidable, en primer lugar por el sitio en sí y en segundo lugar porque elegí navegar con Patagonia Adventure Explorer de entre las diferentes empresas que realizan esta actividad y que tienen sus casetas en el mismo puerto de Ushuaia.

dsc_3901a

Dos factores marcaron la diferencia: la primera, el barco, mucho más pequeño que otros que había por la zona lo cual permitió acercarnos hasta casi tocar a los animales, aparte de que su capacidad era inferior por lo que no seríamos más de quince personas.

dsc_4218a

El segundo factor que me hizo alegrarme de haber elegido a esta empresa fue el guía, un auténtico crack que consiguió animar los a menudo aburridillos ratos entre los diferentes puntos a visitar. Lamento no recordar su nombre pero sí tengo muy presentes sus entretenidas, interesantes y eruditas explicaciones sobre la fauna y la flora que nos rodeaba así como sobre cuestiones de todo tipo acerca del canal que estábamos surcando. Fueron el complemento perfecto a una tarde de las que cuesta olvidar.

dsc_4050a

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s