Las víctimas de Marrakech

Una de las ciudades de Marruecos que más visitantes atrae es, sin duda, Marrakech, con su plaza Jemaa-el-Fna como epicentro de toda la actividad y movimiento turístico que va llenando este espacio urbano a medida que se acerca la noche.

Una plaza única que consiguió ser incluida por la UNESCO en la lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Personalmente no alcanzo a comprender esta decisión pero por supuesto no soy quién para cuestionarla, lo que no puedo negar es que Jemaa-el-Fna está llena de vida a causa de los miles de turistas que se acercan hasta allí con la intención, entre otras cosas, de asistir al repetitivo espectáculo que ofrecen los diferentes “artistas” que van pululando por la plaza un día tras otro.

Como he dicho, llena de vida, y también de sufrimiento. De entre las muchas atracciones que encontramos en Jemaa-el-Fnaa hay algunas que tienen como protagonistas a las víctimas de Marrakech: animales que son utilizados como mero reclamo para hacerse una fotografía. Están condenados a la esclavitud durante toda su penosa existencia, que es más corta de lo normal a causa de las condiciones en las que les obligan a vivir, con la única finalidad de que el turista se/les haga una foto a cambio de dinero. Suena tan triste que parece hasta mentira pero es la pura realidad. Serpientes y macacos son los involuntarios artistas de este espectáculo.

Serpientes

Encantadores de serpientes hay unos cuantos por la plaza. Sentados en corrillo esperan que alguien se acerque atraído por el exotismo que desprende ver a una serpiente erguirse como si estuviera hipnotizada.

Imagen sacada de Wikipedia

Las causas del comportamiento tan inusual para estos animales no son, ni de lejos, la fascinación que sienten por sus explotadores ni tampoco los poderes mágicos de éstos. La realidad es mucho más cruel y nos la revela FAADA:

El aparente estado hipnótico de las serpientes en estas actividades se debe pues al dolor, condiciones térmicas inadecuadas, inanición y deshidratación y no a estar “encantadas” ni domesticadas. Al parecerse la flauta a otra serpiente y moverse de forma ondulante ante los animales, éstos responden con intimidación irguiéndose ante los instrumentos.”

Información más detallada sobre el trato que reciben las serpientes en FAADA.

Macacos

Los macacos son el otro reclamo turístico de Jemaa-el-Fna. Ver a un mono comportándose como una mascota puede parecer gracioso pero no hace falta tener conocimientos especiales para darse cuenta de que esta actitud es totalmente antinatural. Ahora bien, lo peor viene cuando nos enteramos de cómo han llegado estos macacos a semejante situación:

Antes de convertirse en “artistas”, estos macacos son sometidos a varios meses de duro entrenamiento que les obliga, por ejemplo, a aguantar alrededor del cuello una pesada cadena que está fijada al techo y que les hará adoptar una postura recta. Además, se les suele atar las manos a la espalda y negarles la comida.”

Todo ello sin olvidar que son amaestrados desde bebés, lo cual implica la separación de sus madres nada más nacer. Más información sobre la penosa situación de los macacos en FAADA.

Si las serpientes son animales cuyo malestar puede pasar desapercibido a simple vista, el sufrimiento de los macacos paseados por la plaza con una cadena que pesa más que ellos es tan obvio y evidente que parece mentira que en pleno siglo XXI todavía haya gente que siga alimentando con su dinero este cruel negocio. Y todo para llevarse a casa una triste foto de recuerdo. En este caso no sirven las buenas prácticas ni las excusas, hay que erradicar de una vez por todas este maltrato y la única manera de hacerlo es con la negativa del turista. El día que se acabe la fuente de ingresos, que no es otra que la que proporciona el visitante, se acabará también el sufrimiento vendido como espectáculo. Por tanto, no valen las medias tintas, lo único que cabe hacer es decir no y entre todos contribuiremos a su desaparición.

Conocedora de antemano de toda esta situación, cuando estuve en Jemaa-el-Fna no quise acercarme a ninguno de estos explotadores ni pude “robar” ninguna foto, por lo que debo agradecer al blog Con arena en la mochila la cesión de sus imágenes para ilustrar este post.

Anuncios

6 comentarios en “Las víctimas de Marrakech

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s