Grecia – Epidauro y Nauplio

La península de la Argólida, en la provincia del Peloponeso, atesora restos arqueológicos de suma importancia como el teatro de Epidauro, uno de los mejor conservados de Grecia. Por su parte, Nauplio es una bonita ciudad situada en el golfo del mismo nombre.

Globo amarillo: Canal de Corinto / globo granate: Epidauro / globo verde: Nauplio

Antes de desayunar ya estábamos en el minúsculo aeropuerto de Mykonos, al que llegamos en un taxi que nos cobró 10 euros por tres minutos de carrera. Coger el transporte público resultó imposible, no sólo por ser muy temprano sino porque además el horario del autobús era de lo más extravagante, si no recuerdo mal el primero salía como a mediodía.

Nuestro siguiente destino era Atenas, ciudad que en ese momento ni íbamos a pisar porque en el mismo aeropuerto fuimos derechos a recoger el coche con el que iniciábamos nuestro periplo por la península griega. Por cuatro días de alquiler pagamos 164 euros.

Nuestro coche durante cuatro días

Llegó el momento de enfrentarnos a la conducción en Grecia, más cercana a la de un país árabe que a la de uno europeo. El exceso de velocidad, los adelantamientos en línea continua y/o en curvas y circular por el arcén fueron algunas de las particularidades del estilo griego que tuvimos que sufrir. Al final incluso nosotros nos apartábamos hacia el arcén para dejar pasar a los que siempre tienen prisa. Ya se sabe que a donde fueres haz lo que vieres.

Con las indicaciones que llevábamos anotadas nos dirigimos hacia Epidauro por la autopista que va directa al Canal de Corinto, donde hicimos una parada de breves minutos para tomar alguna foto. Desde el aeropuerto tardamos unas dos horas, mucho más de lo previsto, pero ya se sabe que Google no siempre acierta con los tiempos. Lo que sí pudimos aprovechar es el fin del roaming en Europa, por lo que al final todas los planos en papel no nos sirvieron de gran cosa y pudimos tirar del gps del móvil. En cualquier caso, este primer trayecto no tiene pérdida alguna si se va por la autopista e incluso está indicada la salida del punto turístico del canal, una obra de ingeniería que más parece un milagro. Es curioso verlo pero esperar a que pasara un barco remolcado no entraba dentro del plan y menos en un puente en el que el ruido y la vibración del tráfico son incesantes.

Canal de Corinto

Dejamos atrás la autopista y el pago continuo de peajes. El tramo del aeropuerto de Atenas hasta Corinto costó 6,70 euros, algo totalmente abusivo teniendo en cuenta que son solamente 112 kilómetros. Este derroche fue una constante en los cuatro días que íbamos a pasar de un lado a otro con el coche, por no hablar del precio de la gasolina: la que encontramos más barata estaba a 1,50 euros el litro, y contentos porque en Santorini la vimos a 1,90.

Por la carretera 10, que en algunos tramos se asoma a la costa, fuimos derechos hasta Epidauro, y a las afueras de la ciudad nueva nos paramos a comer un bocado, pues el desayuno en el aeropuerto fue no sólo escaso sino que hacía tantas horas que lo habíamos tomado que ni nos acordábamos ya.

Mirador al Golfo Sarónico

La nueva ciudad de Epidauro

A pocos kilómetros de la ciudad nueva de Epidauro se halla el recinto arqueológico (de 8:00 a 20:00, 12 euros) que tiene en el teatro su tesoro más preciado. Con capacidad para unos 14.000 espectadores y famoso por su excelente acústica, todavía hoy en día se sigue usando para representaciones. Se construyó en el siglo IV a.C. y parece que el tiempo apenas ha hecho mella en él pues su estado de conservación es admirable, de hecho es uno de los principales motivos por el que se le conoce.

Teatro de Epidauro

Lo suyo lógicamente es subir hasta lo más alto de las gradas, en primer lugar para contemplar el bonito entorno en el que lo edificaron, y en segundo lugar para comprobar que desde arriba se oye perfectamente, sin necesidad de micrófono, a la hormiguita que apenas se distingue en el centro del escenario.

Teatro de Epidauro

Una maravilla, en resumen, un lugar de esos que deja boquiabierto y justifica sobradamente desplazarse hasta allí.

Contemplando el teatro

En el recinto arqueológico también hay un pequeño museo, muy interesante todo sea dicho, y lo que queda del santuario de Asclepio, dios de la medicina, que es en realidad el motivo por el que se fundó la antigua ciudad de Epidauro. Los enfermos acudían hasta aquí y tenían que seguir unos rituales que incluían unas curas de sueño para que se les apareciera el dios y los sanara. El sistema lo explica a la perfección el filósofo Elio Aristides (I d.C.) en sus Discursos Sagrados, si bien él acudió a Pérgamo intentando curarse de sus males, pero al fin y al cabo se seguían los mismos métodos en todos los santuarios de Asclepio.

Santuario de Asclepio

Santuario de Asclepio

Santuario de Asclepio

Estábamos a menos de treinta kilómetros de la ciudad de Nauplio (o Nafplio, o Navplio, lo he visto escrito de varias maneras por el problema de la transcripción de algunos sonidos al alfabeto latino que parece que todavía no se ha resuelto del todo), a donde llegamos y nos aposentamos en la Althaia Pension. Lo que por fuera parecía un hotelucho con unas escaleras estrechas y torcidas resultó que tenía una de las mejores habitaciones del viaje: amplia, luminosa, decorada como si se fuera a alojar un príncipe, con una cama comodísima (en realidad esto fue siempre igual en todos los hoteles griegos), y donde nos ofrecieron un desayuno que no era buffet pero que estaba muy bueno y además con zumo de naranja natural hecho en el momento, algo que he visto en muy pocos sitios.

Pese a que ahora es una localidad turística, Nauplio fue durante algunos años la capital de Grecia y, anteriormente, colonia de los venecianos, que se establecieron aquí y construyeron una magnífica fortaleza en lo alto de la colina Palamidi.

Colina Palamidi

Nuestra intención era únicamente acabar de pasar la tarde en esta agradable ciudad situada en una pequeña península. Para verla bien subimos hasta AcroNavplio, una colina de fácil acceso.

Colina Palamidi

Nauplio

El Golfo de Nauplio

Frente a la ciudad está la minúscula isla de Boúrzi, en la que se alza un castillo. A las horas que eran ya resultaba imposible acercarse hasta allí, una pena porque ver la ciudad desde ese lugar habría sido muy interesante, y tuvimos que conformarnos con el espectáculo de la puesta de sol desde el puerto.

Siluetas en el puerto

Isla de Boúrzi

Pese a que la temporada turística acababa de empezar, en Nauplio había muchísimo ambiente, gracias también a los numerosos grupos de estudiantes italianos y alemanes que invadían la ciudad. Supongo que debe de ser un destino habitual de los viajes de fin de curso de esos países porque a partir de aquí nos los encontramos en todos los lugares que visitamos. Cierto que a veces arman demasiado barullo pero esa noche en Nauplio no fueron muy molestos.

La Aiolos Tavern estaba a rebosar pero como era pronto teníamos margen de maniobra y al cabo de un rato ya quedó libre una mesita en la terraza. No fue una cena excepcional para el recuerdo pero estaba buena y, sobre todo, mucho más barata que lo que habíamos pagado hasta ese momento en las islas.

Concluyó el primer día del road trip por la península griega con el fantástico teatro de Epidauro como visita estrella de la jornada. Al día siguiente nos esperaban bastantes kilómetros por recorrer,  más ruinas por visitar y más historia por aprender.

Anuncios

4 comentarios en “Grecia – Epidauro y Nauplio

  1. Pingback: Grecia – Viaje a la cuna de nuestra civilización | postalesdelmundo

  2. Buenas! Acabo de descubrir este Blog y me encantó.
    No pude mirar mucho sus otros posts pero me quede enamorado de este. Voy a seguir leyendo sus aventuras por la península griega que al parecer pasaron muy bien.
    Les mando un abrazo desde Uruguay!

    Le gusta a 2 personas

  3. Pingback: Grecia – Micenas y Ossios Loukas | postalesdelmundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s