Noruega – El Hjorundfjorden

El fiordo de Hjorund es un brazo del Storfjorden poco conocido, situado al oeste del Geiranger y que discurre casi en paralelo a éste.

Globo granate: Solavagen / globo naranja: Festoya / globo amarillo: Saebo / globo verde: Hornindalsvatn / globo azul: Nordfjordeid

Tras las horas pasadas en Alesund nuestro siguiente destino para pernoctar era la ciudad de Nordfjordeid, en las orillas del homónimo fiordo, a menos de tres horas de distancia. Entre y una y otra no había planeado nada porque no encontré información sobre la zona y, por tanto, tuvimos que ir a la aventura y a lo que surgiera. Gracias a un folleto descubrimos la existencia del Hjorundfjorden y decidimos hacer alguna de las caminatas que tan buena pinta tenían. La pega es que las explicaciones eran demasiado genéricas y las rutas, imposibles de encontrar, por lo que antes de salir de Alesund nos dirigimos a la oficina turística para conseguir planos más detallados. Lamentablemente, no nos supieron dar ningún tipo de información adicional más allá del perímetro de su ciudad. De esta forma, empezábamos la jornada sin otra indicación que un punto en un mapa.

Lo primero que hicimos fue coger el ferry de Solavagen a Festoya (15 euros) para atravesar el Storfjorden y encaminarnos hacia el sur. Tras bordear todo el fiordo fuimos a parar a Saebo, una de las dos localidades que hay en esta parte del Hjorund, y antes de entrar vimos un anuncio de información turística. Contentos porque creíamos que allí sí que podrían proporcionarnos lo que andábamos buscando llegamos hasta la orilla del fiordo y nuestra sorpresa fue mayúscula cuando vimos que dicha información era un panel con un mapa muy genérico y unas rutas más genéricas aún, es decir que para encontrar el camino correcto o veraneas allí todos los años o eres adivino o tienes mucha suerte. Igualmente decidimos intentarlo, al fin y al cabo no teníamos ningún plan B para llenar el momento y aún era pronto para desistir. Tampoco había alma viviente a quien preguntar salvo una anciana que estaba muy ocupada regando sus flores y no tenía aspecto de querer entablar conversación.

Saebo

Regando las flores

Nos dirigimos hacia donde más o menos calculábamos que empezaba una de las caminatas más cortas y sencillas. Antes de iniciar la ascensión nos topamos con varias granjas diseminadas que estaban en perfecta armonía con ese entorno tan idílico. El mundo rural estaba en pleno apogeo en época veraniega.

Saebo

Saebo

El heno recogido

Tampoco aquí había a quién preguntar y estas simpáticas ovejitas no podían ayudarnos.

Ovejitas

Finalmente encontramos un pequeño cartel indicativo que casi nos pasa desapercibido de lo enano que era. Empezamos a subir por un bonito bosque aunque había tramos en que el camino no estaba definido y lo inauguramos nosotros, pero igualmente al cabo de un rato llegamos a tener unas bonitas vistas del fiordo Hjorund y de Saebo, que era el objetivo último de la excursión.

Hacia el mirador

Fin de la excursión

En poco más de una hora habíamos completado esta pequeña caminata, tentempié de galletas en la cima incluido, y volvimos a la carretera para dirigirnos hacia el hotel en Nordfjordeid. Aún era pronto y por eso en lugar de ir por el camino más corto nos desviamos para pasar por el lago Hornindalsvatn, un espejo perfecto que nos regaló unas estampas preciosas pese a que estaba nublado y había empezado a llover.

El Hornindalsvatn

Un espejo perfecto

Llegamos a media tarde a nuestro destino final, Nordfjordeid. Prometía mucho esta pequeña ciudad bañada por el fiordo pero empezó con mal pie cuando pusimos el primer ídem en el alojamiento, el Sentrum Hotell. No eran ni las cinco de la tarde y ya estaba cerrado; por casualidad apareció el dueño y no muy amablemente nos abrió. Era un motel de carretera a precio de hotel de cuatro estrellas: 144 euros por una habitación de lo más cutre y una ducha que no tenía ni mampara ni cortina, con lo cual todo el baño quedaba anegado. La buena noticia era que sólo íbamos a estar una noche, como en la mayoría de hoteles del viaje. Lo único aceptable fue el desayuno, mucho mejor de lo que esperaba visto lo visto.

Esperamos a que escampara para salir a dar una vuelta y cenar algo en un sitio que sospechábamos animadísimo vista su estratégica ubicación en el fiordo. No dudo que debe de ser un destino puntero para hacer excursiones y rutas por los alrededores, pero será que lo dejan para otra ocasión porque un viernes de principios de agosto a las siete y media de la tarde la calle principal de Nordfjordeid presentaba este desangelado aspecto, sacado directamente de la película Abre los ojos.

Nordfjordeid

Trabajo nos costó encontrar un sitio donde cenar. Al final de la calle de la foto había una pizzeria kebab que por su aspecto parecía que acababa de ser inaugurada, y allí nos metimos sin dudarlo ni un momento y sin mirar precios. Fue otra cena de subsistencia: dos pizzas sólo regulares y agua del grifo por poco menos de 30 euros. La sorpresa llegó a la salida del restaurante, cuando unos metros más adelante nos encontramos con un pub que estaba a rebosar de gente. Se conoce que era el único que estaba abierto, o sencillamente el único existente, y todos los parroquianos se habían congregado allí.

En Nordfjordeid pasamos sólo esa media tarde por lo que poco o nada puedo juzgar sobre el lugar. No entraba dentro de nuestra ruta explorar esa zona más a fondo que a lo mejor merece una estancia más reposada.

Anuncios

4 comentarios en “Noruega – El Hjorundfjorden

  1. Pingback: Noruega – Viaje al país de los fiordos | postalesdelmundo

  2. Pingback: Noruega – Floro | postalesdelmundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s