Egipto – El Cairo (II)

Segundo día en Egipto con el Museo de Antigüedades como protagonista indiscutible de la jornada.

La mañana del segundo día en El Cairo estuvo ocupada por entero dentro del Museo Egipcio; al atardecer, un paseo por la Corniche y las vistas desde la Torre del Cairo completaron la visita turística.

Globo granate: Museo Egipcio / globo azul: Corniche / globo verde: Torre del Cairo

Museo Egipcio del Cairo

Junto a la revolucionaria Plaza Tahrir está el museo que alberga la colección más grande de tesoros de la época faraónica (entrada 75LE -3,7 euros-; permiso para hacer fotos 50LE -2,5 euros-; sala de las momias 100LE -5 euros-). Pese al sistemático expolio que sufrió el país durante décadas y que conllevó la dispersión de su patrimonio por diferentes lugares del mundo, el del Cairo se considera el más completo en su especialidad y, obviamente, parada imprescindible en cualquier visita por la ciudad. Hace años que se está construyendo otro edificio en Giza pero la delicada situación que atraviesa el país hace que el proyecto se haya ido retrasando, aunque al parecer está previsto que para 2018 ya pueda entrar en funcionamiento.

Esfinge frente al museo

Si enorme es el valor de su contenido, famoso es el desorden que en él impera y que hace aconsejable contratar los servicios de un guía. Mientras dudábamos sobre la conveniencia de hacerlo o no se nos acercó uno (con carnet oficial) que se ofreció. En Egipto no es necesario buscar nada, surgen espontáneos a cada paso para cualquier cosa que sea menester, la pega es que la mayoría no acepta un no por respuesta y al cabo de los días la situación se vuelve bastante cansina.

Pese a que el guía hablaba en inglés aceptamos y pactamos 30 euros por dos horas de visita, aunque al final estuvimos casi cinco y nos cobró 60. No sabría decir si es caro o no, a su favor hay que decir que el hombre se esmeró y nos dio unas explicaciones muy completas, aparte de que nos hizo fijarnos en cosas que seguramente nos habrían pasado desapercibidas. Ahora bien, teniendo en cuenta el nivel de vida actual del país, donde una cena para dos puede costar no más de 10 euros, quizás abusó un poco de nosotros. Sea como fuere, la parte negativa de ir con guía es que fuimos demasiado a piñón para mi gusto, sin detenernos más que pocos minutos o hasta segundos en cada sitio lo cual me impidió recrearme en los detalles. Además al ir tan a remolque soy incapaz de reproducir el itinerario hecho ni saber en qué lugar aproximado estaban las diferentes piezas porque sólo pude estar pendiente de las explicaciones. En este sentido lamento decir que la visita me abrumó y no tengo una conciencia clara de ella  pues a mi modo de ver el guía quiso abarcar demasiado. De manera que me limitaré a poner unas cuantas fotos que hablan por sí solas de toda la riqueza que se encierra entre estas cuatro paredes y que, sin lugar a dudas, merece mucha más atención de la que pude prestarle y mucho más tiempo del que pude dedicarle.

Estatua en la entrada del museo

Tríada de Micerino

Escriba

Seneb con esposa e hijos

Esfinge

Ramsés II y Nefertari

Akhenaton y su familia

Akhenaton

Corniche

La Corniche es el larguísimo paseo fluvial que discurre junto al Nilo. Recorrerlo en su totalidad precisaría de varias horas o incluso días, por lo que elegimos para dar un paseo al anochecer el tramo más cercano a la Torre del Cairo para ver ésta y unos metros de río.

Torre del Cairo y el Nilo

Torre del Cairo

Construida en Gezira, la isla que está en el centro del Cairo, la torre tiene 185 metros de altura y es, lógicamente, uno de los puntos desde los que mejor se divisa la ciudad. Subir cuesta 150LE (7,5 euros), un precio totalmente occidental y caro comparado con las entradas a otros lugares, pero el panorama desde arriba es fantástico y de día alcanza hasta las pirámides. Yo preferí ir de noche porque me encantan las ciudades iluminadas, y desde luego El Cairo si algo tiene, aparte de una horrible contaminación que puede incluso apreciarse en las fotos, es luz en abundancia. Saqué desde todos los ángulos y en cualquiera de ellos el resultado es increíble. Lástima que no se puede subir el trípode (tuve que dejarlo en la consigna), entre otras cosas porque no hay espacio suficiente para plantarlo, de manera que tuve que tomarlas a pulso.

Vista nocturna del Cairo

Vista nocturna del Cairo

Vista nocturna del Cairo

Vista nocturna del Cairo

Vista nocturna del Cairo

Como aún faltaba un rato para cenar dimos un paseo por Gezira buscando un restaurante pero entre que ya era noche cerrada, que el tráfico es infernal, que muchos tramos de calle no están iluminados (en algunos sitios tanta luz y en otros tan poca) y que las aceras o son inexistentes o están rotas, dio como resultado una gymkana nada cómoda. Además, muchas de las calles no tienen nombre por lo que encontrar un sitio concreto a veces resulta misión imposible, de manera que el día concluyó cogiendo un taxi que, tras superar un enorme atasco, nos dejó otra vez en el punto de inicio, la plaza Tahrir.

Anuncios

6 comentarios en “Egipto – El Cairo (II)

  1. Pingback: Egipto – Viaje al país del Nilo | postalesdelmundo

  2. Pingback: Egipto – Luxor | postalesdelmundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s