Egipto – Saqqara, Dahshur y Menfis

Último día en El Cairo con la excursión a Saqqara, Dahshur y Menfis para completar el circuito de las pirámides.

 

El cuarto y último día de estancia en El Cairo acabamos las visitas pendientes fuera de la ciudad: el recinto de Saqqara, con su pirámide escalonada; Dahshur y su pirámide roja; y Menfis, la antigua capital de Egipto que cuenta con un museo al aire libre.

Globo granate: Saqqara / globo amarillo: Dahshur / globo verde: Menfis

Saqqara

La necrópolis de Saqqara está situada a unos 40 kilómetros al sur del Cairo y para llegar hasta allí contratamos a los mismos taxista y guía en castellano que el día anterior nos habían llevado a Giza. Esta excursión salió un poco más cara porque empleamos más tiempo en las visitas pero igualmente me pareció un precio ridículo por disponer de dos personas durante toda una mañana: 650LE (32,5 euros).

El monumento más importante y conocido del recinto arqueológico de Saqqara (80LE, 4 euros) es la pirámide escalonada de Zóser, germen de las que se construirían después porque fue el enlace entre la mastaba y la pirámide propiamente dicha. Se trata de seis mastabas, una encima de otra, que se van reduciendo en tamaño.

Pirámide escalonada

El yacimiento es enorme pues hay más de 200 mastabas y tumbas. Como entrar en todas era imposible el guía eligió por nosotros la de Onos, totalmente recomendable por la decoración de sus paredes, llenas de jeroglíficos que son la base del posterior Libro de los Muertos que formaría parte de todas las tumbas del Imperio Nuevo.

Tumba de Onos

Tumba de Onos

Entre tanta tumba y pirámide me hice un poco de lío porque íbamos a remolque de lo que decidiera el guía, entiendo que por razones de interés y entrando en las que estaban abiertas. Admito que esta parte del viaje la dejé en sus manos, no me informé previamente pues confié plenamente en su criterio que en ese momento me pareció el más acertado y espero que no nos hiciera saltar nada importante. La parte negativa es que soy incapaz de recordar los nombres de algunos de los lugares en los que entramos, como por ejemplo estas tumbas con una preciosa decoración en las paredes situadas junto a la pirámide de Zóser.

Decoración

Decoración

Decoración

Al Serapeo fuimos por decisión mía y de camino nos paramos en el Círculo de los Filósofos, una serie de estatuas que acompañaban un templo desaparecido. Son de la época ptolemaica y su estado de conservación no es envidiable pero peor aún es la basura que se acumula a su alrededor.

Estatua y basura

El Serapeo (se paga aparte, 100LE -5 euros-) es un recinto subterráneo que contiene unos sarcófagos de setenta toneladas cada uno usados para albergar los cadáveres momificados de bueyes. Estos ataúdes de granito son gigantes y en lo inusual de su función reside casi todo su atractivo. No está permitido hacer fotos aunque tampoco sé si habría salido algo porque está muy oscuro.

Dahshur

La siguiente parada en este día de excursión era en Dahshur (40LE – 2 euros). Aquí está el puente, cronológicamente hablando, en la construcción de las pirámides: primero Saqqara, después Dahshur y por último Giza. Esnofru, padre de Keops, mandó construir la primera pirámide propiamente dicha pero algo salió mal en el proceso y quedó combada o romboidal.

Pirámide combada

Visto el fracaso Esnofru acometió la construcción de la pirámide roja, abierta al público pero como al parecer tampoco hay nada dentro preferimos no entrar. Si no me equivoco el faraón constructor finalmente no fue enterrado en ninguna de éstas.

Pirámide roja

Menfis

La antigua capital de Egipto fue la última visita de esta interesante mañana de excursiones fuera del Cairo. Su museo al aire libre (40LE, 2 euros) está en Mit Rahina y contiene lo poco que se conserva de la ciudad, que sufrió un constante expolio durante siglos. Su elemento más destacado es la estatua colosal de Ramsés II, que ahora yace en una construcción hecha a medida porque le faltan las piernas a la altura de las rodillas. Aunque rota y postrada, es igualmente impresionante.

Estatua colosal de Ramsés II

Diferentes estatuas de Ramsés II, posiblemente el faraón más egocéntrico de la historia, conforman este museo al aire libre.

Ramsés II

Ramsés II

Una esfinge, anónima según algunos, perteneciente a la única mujer faraón Hatshepshut según nuestro guía, vigila y preside el museo.

Esfinge en Menfis

A la hora de comer estábamos de vuelta en El Cairo después de realizar estas interesantes visitas altamente recomendables o incluso diría que imprescindibles. Si se tiene tiempo se pueden hacer por separado (Giza y Saqqara) pero si no es perfectamente factible juntarlas en un día, la cuestión es que no hay que perdérselas por nada del mundo.

La tarde que quedaba libre no hicimos gran cosa aparte de volver a la Corniche al anochecer y dejar preparadas las maletas porque al día siguiente nos esperaba uno de aquellos madrugones que no se olvidan fácilmente. El avión hacia Aswan salía a las siete de la mañana, con lo cual a las cinco ya estábamos o íbamos de camino al aeropuerto. Por suerte a esas horas el tráfico era prácticamente inexistente y llegamos en un santiamén.

El Nilo al anochecer

 

Anuncios

7 comentarios en “Egipto – Saqqara, Dahshur y Menfis

  1. Pingback: Egipto – Viaje al país del Nilo | postalesdelmundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s