Tanzania – P.N. Manyara

El P.N. Manyara es uno de los parques más antiguos de Tanzania y buena parte de su extensión está ocupado por el homónimo lago.

Como la del primer día en Arusha, la excursión al P.N. Manyara era una de las dos opcionales del safari a la que por supuesto también nos apuntamos pues la alternativa era quedarse en el hotel y pese a que el cansancio de una semana agotadora ya empezaba a hacer mella tampoco nos planteamos desaprovechar ni un solo día de viaje. De esta manera, el octavo y último día de safari lo dedicamos a visitar este parque y fue como un resumen de todo lo vivido anteriormente pues aunque la cantidad de animales avistados no alcanzó ni de lejos la de días anteriores sí que estuvo a la altura en cuanto a variedad.

Globo granate: Karatu / globo verde: P.N. Manyara

 

Empezamos de buena mañana con un antílope jeroglífico esperándonos en la pista. Éste es el típico bambi y, pese a su popularidad, lo vimos en contadas ocasiones.

En un parque de estas características las aves son las reinas indiscutibles del lugar. Las primeras las encontramos enseguida, concretamente una pareja de cálaos de mejillas plateadas, un animal muy singular como puede apreciarse en la foto.

Tras un fugaz encuentro en Arusha que ni nos permitió sacar una foto en condiciones volvimos a ver en todo su esplendor al mono azul y en esta ocasión posando graciosamente para la cámara.

Una banda de papiones nos escoltó durante un buen rato.

La cabeza de un tímido saltarrocas, el único que vimos en todo el safari, y una gallina de Guinea fueron los siguientes encuentros.

Como no había comida a su alcance para robar, los simpáticos vervets nos ignoraron y siguieron con sus juegos.

Llegamos a la zona pantanosa donde nos entretuvimos un rato porque aquí se concentra una buena parte de la fauna del parque, sobre todo aves.

Hasta 400 especies de aves pueden avistarse en el P.N. Manyara. Por supuesto, ni las vimos todas ni soy capaz de recordar el nombre de la mayoría.

El agradable sonido de los pájaros le dio al momento un aire de lo más bucólico.

Búfalos e hipopótamos, ñus y facóqueros, todos estaban en las inmediaciones del agua aprovechando sus recursos.

En Manyara también viven elefantes que se han adaptado perfectamente a tener como hábitat el bosque y no la sabana.

Hasta llegar al área del picnic fue una continua sucesión de jirafas y cebras en busca de agua y comida.

Un auténtico vergel fue lo que encontramos a la hora de comer. En Manyara la zona boscosa no sufre las consecuencias de la falta de lluvia porque el agua subterránea es la que alimenta a la vegetación.

Como ya habíamos visto anteriormente muchas veces, las calaveras de los búfalos se disponen a modo de decoración.

Un barbudo rojo y amarillo tuvo la feliz idea de posarse encima de nuestras cabezas y ni a la hora de la comida la cámara pudo descansar.

Como ya era habitual, las tardes siempre resultaban más flojas debido al sofocante calor. En estas condiciones pocos son los animales que siguen con sus actividades, pero un pequeño grupo de elefantes y unos papiones a un lado de la pista amenizaron lo que quedaba de día hasta que llegó la hora de volver al lodge.

El P.N. Manyara es especialmente conocido por tener entre sus moradores a los leones trepadores, es decir los que eligen como lugar de descanso las copas de los árboles, pero ese día no hubo suerte y no vimos ninguno. Sin embargo, estuvo tan lleno de otros felices encuentros que compensaron sobradamente su ausencia.

Anuncios

5 comentarios en “Tanzania – P.N. Manyara

  1. Sin duda el agua es vida 😀 Que maravilla de lago , muy ambientado 😀 y con mucha biodiversidad . Las fotos son preciosas, me encanta la cara de estupefactado del mono azul 😀 jajaja Muchas gracias por compartir compañera, y ayudarme tanto con el síndrome de Kruger-abstinencia 😀 tus letras y tus bichos me dan vida 😀 Un abrazo y buen casi finde.

    Le gusta a 1 persona

    • Para descansar ya tenemos tiempo en casa, intentamos aprovechar al máximo aunque el cansancio se empezaba a notar un poco, pero desde luego fue mucho mejor que quedarse todo el día ganduleando en el hotel.
      Muchas gracias por dejar tu comentario, feliz semana

      Me gusta

  2. Pingback: Tanzania – De safari por África | postalesdelmundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s