Tanzania – Zanzíbar: atolón Mnemba

Una de las grandes bazas con las que cuenta Zanzíbar se encuentra debajo de sus aguas, con diferentes puntos alrededor de la isla en los que sumergirse para contemplar la fauna marina y los arrecifes coralinos.

Tras la fantástica experiencia del Safari Blue de dos días antes, en nuestra tercera jornada en la isla volvimos a sumergirnos en el Océano Índico pero esta vez desde el extremo opuesto al explorado anteriormente. El atolón Mnemba, en el noreste de la isla, es uno de los más famosos y concurridos lugares para hacer snorkel porque alrededor del islote hay una gran riqueza marina. Contratada la excursión a través del hotel, como todas las que hicimos allí, nos dirigimos hacia el atolón en una lancha y en el camino un par de delfines hicieron sus cabriolas delante nuestro.

Llegados al punto en el que íbamos a sumergirnos ya estaba deseando meterme en el agua y empezar la inmersión. Lógicamente, si se está preparado para el submarinismo se disfruta muchísimo más que haciendo snorkel pero por suerte los corales son fáciles de ver porque se encuentran a muy poca profundidad y además el agua tan clara y transparente contribuye a tener una visibilidad extraordinaria. No sabría decir cuánto rato pasó pero a mí se me hizo cortísimo, de buena gana me habría quedado mucho más como cuando hice el Safari Blue: junto con ver el colobo rojo en Jozani, el snorkel en aguas del Índico justificó sobradamente haber ido hasta Zanzíbar.

Como a la hora de comer ya estábamos de vuelta en el hotel se me ocurrió ir a las playas de la costa oeste para ver la puesta de sol desde allí y comprobar también si son tan magníficas como dicen porque por el momento la parte este no me estaba gustando demasiado en este aspecto. Pero aunque no teníamos nada que hacer el tiempo se nos echó encima y para cuando quisimos darnos cuenta faltaba apenas una hora para la puesta de sol. Entre esto y que el taxi nos quería cobrar 60 dólares sólo para pasar un ratito en la playa decidimos dejarlo para otra ocasión y aprovechamos que la marea estaba baja para dar un paseo por la costa que teníamos delante. Caminamos unos pocos kilómetros y lo que vi seguía sin gustarme y estaba muy alejado de lo que entiendo por playa paradisíaca. El litoral estaba lleno de hoteles, bares y restaurantes italianos que han hecho de este lugar su refugio particular gracias en parte a una ventajosa política aérea que les permite tener vuelos directos y plantarse allí en un santiamén. De algunos salía una música estridente, en otros estaban jugando al bingo y cantando los números como si no hubiera un mañana, otros organizaban fútbol para niños… en fin, tranquilidad poca. Los llamados beach boys, falsos masais que se ofrecen como guías turísticos, iban al acecho de cualquiera que pasara por su lado. Por otro lado, el régimen de mareas deja toda la arena llena de algas y otros artículos no marinos (es decir, basura) hasta el punto de acumularse verdaderas montañas blandas no muy fáciles de pisar. Al parecer, las lugareñas recogiendo las algas son algo digno de ver pero o no era el lugar o no era el momento adecuado porque no encontramos ni una. Todo este cúmulo de cosas hizo que me reafirmara en mi primera opinión: no pude conocer la parte oeste pero la costa este no se parece en nada a la imagen que tenía previamente de un lugar paradisíaco en el que apetece perderse durante una temporada.

 

Anuncios

4 comentarios en “Tanzania – Zanzíbar: atolón Mnemba

  1. Pues no me convenció en el post anterior, y tampoco me convence en este. Si algún día voy a Tanzania, la extensión a Zanzíbar no la veo nada clara…creo que me quedo bicheando la fauna terrestre 😉 😀 Quizás sea en el oeste donde estaba la tranquilidad…yo allí puedo cometer un ¿binguicidio?¿bingocidio? 😀 . En Cabo Verde hubo también una invasión de turismo italiano por los convenios de vuelos y campañas publicitarias, 😦 acabaron invadiendo alguna isla y convirtiéndose en casi dueños de ella.
    Muchas gracias por compartir compañera. Un abrazote!!

    Le gusta a 1 persona

    • En cambio hay gente que vuelve encantada, antes de ir no leí más que elogios pero claro, cada uno tiene sus gustos y a mí este planteamiento de viaje no me convence, estar encerrados en un hotel y salir un rato al día me sabe a poco. No obstante, como ya he dicho, los colobos y el snorkel me parecieron fabulosos y una buena excusa para acercarse hasta allí.
      Un abrazo guapa y gracias a ti por tus comentarios 😀

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.