Polonia – Nueve días, cuatro ciudades

En realidad fueron ocho días completos visitando cuatro ciudades polacas si descontamos el tiempo del vuelo,  pero como éste forma parte intrínseca del viaje lo cuento también.

IMG_3238b

Desde el avión

De esta manera, aterrizamos un miércoles de agosto a las 21:00 horas en el aeropuerto de Wroclaw, ciudad que antiguamente se llamaba Breslavia cuando formaba parte de Alemania y que en la actualidad todavía en algunos sitios lo ponen así, en Google Maps sin ir más lejos. El viernes de la semana siguiente, también a las 9 pero esta vez de la mañana, despegaba el avión desde el aeropuerto de Cracovia, ciudad en la que pasamos los últimos tres días y medio. Entre una y otra, breve parada en Torun y dos días y medio en la capital, Varsovia.

Los traslados entre ciudades los hicimos en tren pues la idea de alquilar un coche exclusivamente para movernos y dejarlo luego aparcado mientras visitábamos cada ciudad no me pareció demasiado práctica por liosa y cara. Opté por el ferrocarril que siempre fue muy puntual y salió bastante bien de precio.  Más barato habría sido moverse en autobús, pero la compañía de bajo coste que realiza algunos trayectos sólo vende los billetes online por lo que fue imposible comprarlos una vez allí.

DSC_0389

Estación de Torun

Es obvio que estar tan pocos días en un país tan grande requiere cortar por algún sitio. Gdansk, por ejemplo, dicen que es uno de los imprescindibles, pero por falta de tiempo no quise meterlo en el planning, no tanto por la distancia sino porque me pareció que dedicarle sólo un día habría quedado muy pobre pues, sin haber estado, opino que se necesitan al menos dos, así que descartada esta ciudad incluí Torun precisamente por todo lo contrario, al tratarse de un sitio pequeño con muy pocas cosas para visitar en unas cuantas horas podíamos darlo por visto. Después de haber estado creo que no me equivoqué.

Sí había un lugar al que le había dedicado uno de los días: el Parque Nacional de los Montes Tatra, accediendo desde la localidad de Zakopane para subir hasta el lago Morskie Oko. La climatología nos impidió hacer esta excursión ya que los 10º de máxima previstos, acompañados de viento y lluvia, no hacían muy apetecible la ruta y no habríamos podido disfrutar en condiciones del entorno natural. Una lástima, pero siendo ya el último día del viaje no fue posible recolocarla. De esta forma nos quedamos sin la parte de naturaleza que me habría gustado como complemento a tanta visita urbana.

Éste es el mapa con las ciudades visitadas que incluye también la excursión de una tarde a las Minas de Sal de Wieliczka.

polonia

Wroclaw, Torun, Varsovia y Cracovia

Como siempre, la última entrada del blog la dedico a los datos prácticos que pueden ser de interés así como mi impresión personal del viaje.