USA – Datos prácticos

A causa del tiempo transcurrido desde este viaje (verano de 2014) muchos son los datos que se han  ido perdiendo en la memoria y, probablemente, algunos incluso habrán quedado obsoletos. No obstante, apuntaré aquí algunas informaciones generales por si pueden resultar útiles, pero primero un resumen de los lugares visitados y sus respectivas entradas:

1ª etapa: Ruta 66

2ª etapa: Gran Cañón del Colorado

3ª etapa: Monument Valley

4ª etapa: P.N. Arches

5ª etapa: P.N. Canyonlands

6ª etapa: Antelope Canyon

7ª etapa: Bryce Canyon

8ª etapa: P.N. Zion

9ª etapa: Las Vegas

10ª etapa: Death Valley

11ª etapa: Yosemite

12ª etapa: Sausalito

13ª etapa: Primer día en San Francisco

14ª etapa: Segundo día en San Francisco

15ª etapa: Tercer día en San Francisco

16ª etapa: Cuarto día en San Francisco

Conclusiones y mapa de ruta

Información general: para empezar, quiero recomendar un foro donde se puede encontrar información rigurosa y actualizada hecha por los mismos viajeros que o bien se encuentran in situ o bien acaban de llegar, por lo que más vigente imposible. Es el punto de referencia viajera, pero por si alguien no lo conoce se trata de Los Viajeros, un lugar en el que encontrar respuesta a casi todas las preguntas relacionadas con nuestros viajes, bien a través de los diferentes foros o bien en los estupendos diarios que allí se publican. El enlace a la web está también a la derecha del blog.

Vuelos: lo que más suele preocupar en un viaje tan largo porque es donde se va casi la mitad del presupuesto. Lamento decir que no conseguí encontrar ninguna oferta. Durante cuatro meses tuve alertas activadas en diferentes buscadores de vuelos pero sin éxito: llegué a la conclusión de que conseguir un chollo en verano es misión imposible. Al final, tuvimos que pagar unos 1.200 euros/persona porque  el tiempo se echaba encima y esperar más aún sería peor. Resumiendo, un dineral.
De entre las compañías que tenían precios similares me decanté por Air France por una razón muy sencilla: la escala. Había leído que si ésta se hace en EE.UU. es recomendable dejar varias horas entre vuelo y vuelo porque a veces las colas de inmigración pueden llegar a ser legendarias y se corre el riesgo de perder el siguiente avión. Cierto es que te acomodan en el siguiente, pero es una experiencia que no me apetecía conocer. En mi ingenuidad, pensé que con Air France la escala sería en París y así ahorraríamos tiempo de viaje. Craso error. Esta compañía opera con Delta, por lo que la escala se hace en Atlanta, así que dejé unas cuatro horas entre los dos vuelos (es lo que se suele recomendar), si bien al final sobraron más de tres porque en menos de veinte minutos ya habíamos pasado por inmigración.

ESTA: los ciudadanos de países que no precisan visado para entrar en EEUU deben rellenar previamente un formulario y pagar 10$. El proceso se realiza online y, si el solicitante consigue su autorización, recibe lo que se llama  ESTA. En esta web vienen perfectamente explicados todos los pasos a realizar, los países que incluye la ESTA, quién debe solicitarlo, y un montón de informaciones prácticas muy útiles a la hora de enfrentarse al formulario.

Alojamiento: respecto a los hoteles, en tantas noches hubo de todo: baratos y no tan baratos; buenos, regulares y malos. Me parece innecesario relacionarlos todos, porque si algo hay por esa zona del mundo son moteles de características y precios similares, así que se trata de mirar y elegir el que más gracia nos haga. Yo utilizo  siempre  Booking el buscador de hoteles más popular, de momento no he tenido ningún problema y espero seguir así. Por Arizona y Utah los precios son bastante razonables, en la zona de Yosemite se disparan bastante y en San Francisco ya son casi inalcanzables.

La zona de Monument Valley no está precisamente muy surtida en cuanto a alojamientos. Yo no quise entretenerme demasiado en buscar entre otras cosas porque sólo íbamos a estar una noche y no me valía la pena, así que reservé directamente en el Mexican Hat, el motel en el que se albergan la mayoría de viajeros que pasan por allí. Cuesta unos 98 dólares la habitación sin desayuno, no es gran cosa pero para una noche hay de sobras. Dentro del parque se encuentra el hotel The View, el precio es el doble pero se puede contemplar la salida y la puesta del sol entre las mesas de Monument Valley.

DSC_1153b

Mexican Hat Lodge

Por último, encontrar un hotel en San Francisco con una relación calidad-precio razonable fue una tarea titánica. O la zona no era muy recomendable, como ya comenté en  San Francisco (I), o el precio era absolutamente prohibitivo, o me parecían demasiado cutres para pasar cuatro noches. Finalmente, tras dar más vueltas que un molino, me decidí por el Herbert Hotel. Céntrico a más no poder, a dos minutos de Market Street y del inicio y final del Cable Car, limpio y tranquilo pese a estar en el meollo, pero muy justito para los 150 euros aproximadamente que cuesta la doble sin desayuno. Herbert Hotel  es el enlace del hotel aunque yo lo reservé también a través de Booking.

Comidas: en cuanto a la comida, a mí no me pareció excesivamente cara aunque tampoco nos dimos ningún homenaje. Sándwiches, platos combinados… lo normal en USA. Lo que sí es cierto es que con un plato único hay más que de sobras, por eso también sale relativamente barato. Los restaurantes que, por una razón u otra, elegí previamente al viaje ya los he ido comentando en sus respectivas entradas; el resto, pues se decidió sobre la marcha en restaurantes normales que nos salían al paso, y no recuerdo ninguno que fuera extraordinario, ni por bueno ni por malo.

DSC_1182

Desayuno/comida

Coche: para finalizar, el coche. Lógicamente, lo llevaba ya reservado y pagado desde aquí. Recogiéndolo en Las Vegas y dejándolo en San Francisco costó al final 517 euros por 13 días. Ningún problema ni en las carreteras ni con la compañía de alquiler, lo cual fue un alivio porque era casi lo que más me preocupaba después de haber leído un sinfín de comentarios negativos sobre algunas empresas. Yo lo cogí con Alamo a través de Autoeurope. Y fue todo sobre ruedas. Incluso días después de haberlo pagado bajaron el precio y nos devolvieron la diferencia.