TURISMOSINCRUELDAD

Que viajar enriquece en todos los sentidos que puede tener esta palabra es algo que a estas alturas ya saben hasta los niños de tres años. Hay incluso quien lo considera la panacea de todos los males y el remedio a todas las insatisfacciones de la gris vida cotidiana. Sin llegar a estos extremos, lo cierto es que se puede considerar una de las mejores actividades en las que uno puede emplear su tiempo y su dinero recibiendo a cambio mucho más de lo que da.

Pero como no todo es de color de rosa, en la otra cara de la moneda están las consecuencias que el turista o viajero va dejando tras de sí, desde el impacto ambiental hasta la transformación de muchas ciudades en auténticos parques temáticos y muchos otros aspectos negativos de los que a veces ni siquiera se es consciente.

Sin entrar en el debate de si el turismo genera más beneficios o inconvenientes, por no ser experta en la materia ni manejar los datos adecuados para llegar a conclusiones determinantes, en este apartado sólo voy a incidir en uno de sus aspectos negativos más olvidados y que a mí personalmente me afectan de un modo particular, es decir la explotación de los animales para fines turísticos que en algunos casos puede llegar a extremos insufribles para cualquiera medianamente sensible. Como a veces la excusa de los que participan en estas actividades es la ignorancia, que suena un tanto infantil vista la cantidad de datos que actualmente están al alcance de todo el mundo, voy a poner mi minúsculo granito de arena para dar voz a los que no la tienen para defenderse a sí mismos, aunque en la mayoría de casos ni debería ser necesario porque no hace falta ser Einstein para darse cuenta de que un mono atado con una cadena fuera de su hábitat natural o viviendo en la jaula de un zoo no puede estar bien de ninguna de las maneras. Y esto es sólo un pequeño ejemplo de las barbaridades que a diario se cometen en nombre del turismo.

Como no creo que la solución sea dejar de viajar o visitar determinados lugares sino hacerlo de forma responsable, la política que sigo en este concreto aspecto es abstenerme siempre de participar en cualquier actividad en la que se vean involucrados animales en contra de su voluntad, por inocentes que puedan parecer a simple vista. Se ha demostrado que cuando hay intereses económicos en juego lo demás es secundario, y si este “demás” se refiere a animales entonces poco más se puede añadir. Habrá quien trate más o menos bien a los que generan sus beneficios, pero como es algo que no puede adivinarse tan fácilmente lo mejor es prescindir de estos servicios que, en la mayoría de ocasiones, ni siquiera le añaden nada esencial al viaje mientras causan un sufrimiento innecesario que se va perpetuando cuanto más se utilizan.

Voy a dejar de lado el tema de los callejeros, perros y gatos, que se pueden encontrar por centenares y miles en muchos países y que le rompen el alma a más de uno pero en cuya lamentable situación poco puede influir el turista más allá de dar un donativo o algo de comida. En lo que sí tiene la última palabra el viajero es en el destino de otro importante número de animales que son esclavizados en numerosos rincones del mundo con el único fin de divertirlo o entretenerlo. Es evidente que si nadie gastara su dinero en este tipo de actividades, éstas se acabarían en menos que canta un gallo. La lista es interminable y daría para un tratado entero, pero voy a centrarme únicamente en los lugares que he visitado y donde he tenido la desgracia de presenciar situaciones de claro maltrato que han ensombrecido algunos de mis viajes. En sus respectivos blogs ya expliqué lo que me iba encontrando pero ahora los posts hablarán únicamente de ello. Como sólo soy una persona sensible ante estas situaciones pero no alcanzo el grado de experta en etología ni zoología, para documentarme recurriré a quien sí lo es, en este caso concreto la organización FAADA, con amplísima información sobre este tema que cuenta incluso con un mapa de turismo responsable. Si para algunos la empatía no es motivo suficiente, los datos científicos deberían ayudarles a despejar cualquier duda.

Burro en Fez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s